Preguntas formuladas frecuentemente en la categoría de Islam

1 ¿Cuáles son las características de la religión del Islam?

Las características del Islam, que lo distinguen de otras religiones, son las siguientes:

1 - El Islam se dirige a todos los seres humanos y a los pueblos de todas las épocas. Sus principios satisfacen todas las necesidades de la humanidad.

Las características universales del Islam son recogidas de este modo en el Sagrado Corán:

“No te hemos enviado sino como nuncio de buenas nuevas y como monitor a todo el género humano. Pero la mayoría de los hombres no saben”. (34:28).

“Yo soy el Enviado de Al-lah a todos vosotros, de Aquél a Quien pertenece el dominio de los cielos y de la tierra.” (7:158)

2- El Islam es una religión de facilidad y simplicidad.

En el Islam no se pide a la gente que haga cosas que no puede o que tendría gran dificultad en hacer.

Los principios de facilidad y simplicidad en el Islam vienen recogidos de la siguiente forma en el Sagrado Corán:

“Al-lah no pide nada a nadie más allá de sus posibilidades”. (2:286).

“¡Señor! ¡No nos impongas más allá de nuestras fuerzas!”. (2:286).

"Al-lah quiere hacéroslo fácil y no difícil". (2:185).

Mientras el Corán clarifica que el Islam es la religión de la facilidad y la simplicidad, el Profeta introduce los siguientes principios en sus hadices:

“Yo fui enviado sólo como misericordia para todas las criaturas: No fui enviado para torturar o causar problemas”.

”Al-lah no me envió para causar problemas o dificultades o como alguien que los desee. Él me envió como instructor y para facilitar las cosas...”

“La mejor de vuestras religiones es la que es más fácil. No hay duda de que la religión es facilidad”.

“Manteneos alejados de lo que yo he prohibido y haced lo que yo he ordenado tanto como podáis. Las naciones que hubo antes de vosotros fueron destruidas debido a la abundancia de sus problemas y los conflictos contra sus profetas”.

“Haced tantas buenas acciones como podáis. Al-lah no se cansará de daros recompensas a menos que os canséis de adorarle”.

“Tomad las cosas de una forma fácil. No las hagáis difíciles. No asustéis a la gente”.

Aisha informó de la práctica del Mensajero de Al-lah como sigue:

“Cuando se dejó al Mensajero de Al-lah (PB) la libertad de escoger entre dos cosas, él escogía la más fácil a menos que fuera un pecado. Si algo era un pecado, él era, entre todos, el que más se alejaba de ella”.

Los hadices mencionados muestran la facilidad que contienen los mandatos sobre la práctica del Islam. Esta facilidad tiene relación con el hecho de que el Islam es una religión universal que existirá hasta el Día del Juicio.

Algunos ejemplos de las prácticas del Islam muestran que es una religión universal y que existirá hasta el Día del Juicio:

- En nuestra religión, es necesario hacer wudu con agua. Sin embargo, ni no hay agua o cuando existe un riesgo de enfermar debido al agua muy fría, se hace tayammum con el suelo. El suelo reemplaza entonces al agua.

- Nuestra religión proporciona una facilidad a los viajeros y les permite realizar oraciones de 2 rakahs en lugar de las 4 establecidas debido al cansancio, falta de tiempo etc.

- Es fard (obligatorio) estar de pie mientras se realizan las oraciones. Sin embargo, aquellos que están demasiado débiles pueden realizar las oraciones sentados.

- Puede ser difícil para los enfermos y viajeros realizar el ayuno en Ramadán. De este modo, nuestra religión les deja libertad para realizar el ayuno o comer. Ellos pueden ayunar cuando estén mejor o cuando vuelvan del viaje.

- Si hay riesgo de epidemia, guerra etc, los musulmanes que tienen que hacer el hayy pueden posponerlo hasta que el riesgo haya desaparecido.

3- Todos los mandatos del Islam son razonables. No hay nada que sea contrario a la razón y la lógica en el Islam.

La más importante propiedad del hombre, que lo distingue de los otros seres, es la mente. El hombre piensa en otras cosas, distingue lo bueno de lo malo y hace una elección entre lo que está bien y lo que está mal gracias a su mente.

De este modo, la mente y la gente sabia son mencionados en unos 70 versos del Corán. Las frases: “¿Es que no oyen?” o “No razonan” son usadas a menudo.

El estar cuerdo es necesario para ser responsable en nuestra religión. De este modo, los que no lo están no son considerados responsables.

Cuando la gente que no creía en el Profeta le decía: “Muéstranos algunos milagros para que creamos en Al-lah y aceptemos que tú eres un profeta”, a Al-lah no le gustaba lo que ellos decían y les pidió que observaran la tierra y los cielos y meditaran sobre ellos con el fin de creer en Su existencia en lugar de pedir milagros. Lo siguiente se declara sobre este tema en el Corán:

“En la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día, en las naves que surcan el mar con lo que aprovecha a los hombres, en el agua que Alá hace bajar del cielo, vivificando con ella la tierra después de muerta, diseminando por ella toda clase de bestias, en la variación de los vientos, en las nubes, sujetas entre el cielo y la tierra, hay, ciertamente, signos para gente que razona”. (2:164).

Anas, uno de los notables de entre los Compañeros, alabó a alguien en presencia del Mensajero de Al-lah.

El Mensajero de Al-lah preguntó a Anas: “¿Cómo es su mente (inteligencia)?”

Anas dijo: “¡Oh Mensajero de Al-lah! Sus actos de adoración, ética y virtudes son muy buenos”.

El Mensajero de Al-lah volvió a preguntar: “¿Cómo es su mente (inteligencia)?”

Anas dijo: “¡Oh Mensajero de Al-lah! Estábamos mencionando sus actos de adoración, ética y virtudes, pero tú nos preguntas sobre su inteligencia”.

“Entonces el Mensajero de Al-lah dijo: “Un adorador estúpido puede ser engañado por Satanás fácilmente y cometer más pecados que un pecador debido a su ignorancia. Los hombres pueden aproximarse a Al-lah según sean sus mentes”.

El hadiz mencionado antes, que está contenido en Adabud Nunia wad Din, es un ejemplo claro y busca reafirmar la importancia que se da a la mente en el Islam.

Algunos otros hadices sobre la mente son los siguientes:

“Una persona que no tiene mente, no tiene religión”.

“A Al-lah no le gusta un creyente que no piensa”.

“Si la mente de una persona no es sólida, su religión no será sólida”.

“El Paraíso tiene 100 grados. 99 grados son para aquellos que están cuerdos; 1 grado es para los otros...”

“¡Oh Ali! Mientras la gente se aproxima a Al-lah a través de varios buenos actos, tú te aproximas a Él con tu mente”.

“Al-lah no creó nada más valioso y más honorable que la mente”.

4- El Islam abolió y eliminó las diferencias de clase, las desigualdades y los privilegios que estaban presentes en cada época e introdujo el principio de que la gente no tiene diferencias en lo que se refiere a su origen.

Lo siguiente viene declarado en el Sagrado Corán:

"¡Hombres! Os hemos creado de un varón y de una hembra”. (49:13).

El Profeta declaró lo siguiente:

“Los seres humanos son los hijos de Adam (Adán). Al-lah creó a Adam del polvo de la tierra”. De este modo, el Islam declara que todos los seres humanos vienen de los mismos antepasados y que nadie puede afirmar que es superior a otros por naturaleza.

5- El Islam considera a las personas tan iguales como las púas de un peine en lo que respecta a la ley. El Islam no otorga ninguna importancia a las diferencias de raza, color y lenguaje. Declara que lo que hace al hombre más valioso y superior a otros hombres es el temor de Al-lah en su corazón y el grado de su creencia. El Profeta declaró lo siguiente con respecto a este asunto:

“¡Oh hombres! No olvidéis que vuestro Señor es uno (el mismo) y que vuestro padre es uno. Un árabe no es superior a un no árabe, y un no árabe no es superior a un árabe. Un blanco no es superior a un negro y un negro no es superior a un blanco en ningún aspecto distinto a la taqua (temor de Al-lah)”.

De este modo, nuestra religión considera a todo el mundo igual en términos legales. No da importancia a la superioridad mundana y a los títulos temporales. Toma en cuenta el mundo interior del hombre y no su apariencia física.

El Judaísmo da importancia a los placeres corporales y a los beneficios materiales. Anima a sus seguidores a dar importancia al mundo. El Cristianismo y el Hinduísmo dan importancia al desarrollo del espíritu y al debilitamiento de los deseos del alma mediante el acto de infligir dolor al cuerpo e invitan a ser negligentes en la vida mundana. Sin embargo, el Islam establece un equilibrio entre el espíritu y el cuerpo, el mundo y el Más Allá. Concede igual importancia a ambos. Busca satisfacer las necesidades de ambos de forma separada.  

El siguiente verso del Corán expresa el equilibrio entre el mundo y el Más Allá en el Islam: “¡Oh Señor! Danos lo bueno en este mundo y lo bueno en el Más Allá”.

El Islam no da excesiva importancia al mundo en detrimento del Más Allá o al Más Allá en detrimento del mundo.

El Islam declara que el Más Allá será ganado en este mundo y pide a los hombres que trabajen por su propio bien en este mundo como si ellos nunca fueran a morir y que trabajen por el Más Allá como si fueran a morir mañana.

6- No existen clérigos en el Islam. Todo el mundo tiene que aprender tanto como pueda. En el Islam no existe una clase privilegiada y distinguida que opera como intermediaria entre el siervo y el Creador para la realización de los actos de adoración y que haga a la gente confesar sus pecados.

7- El Islam es la religión de la ética y las virtudes y el guardián de la ciencia, el conocimiento y la verdad en el sentido estricto.

2 ¿Por qué escoger el Islam?

Todas las religiones están basadas en los mismos principios básicos y ponen el énfasis en las mismas realidades. Cada Profeta que fue enviado por Al-lah actuó como si fuera la continuación y el complemento del profeta anterior, repitió el mensaje de su predecesor, lo completó basándose en la situación y condiciones de su tiempo, clarificó los temas que necesitaban una explicación, renovó los asuntos que necesitaban ser renovados y estableció las medidas punitivas básicas, según las necesidades y condiciones de aquel período. Estos asuntos de unidad de Dios, profecía, resurrección después de la muerte y adoración fueron los temas primarios que todos los profetas trataron.

El mensaje del Corán es la continuación de la revelación que comenzó con Adam (Adán), que fue el primer hombre y el primer profeta. La esencia de todas las religiones, para Al-lah, es el Islam.

“La Religión para Al-lah es el Islam (sumisión a Su voluntad)” (3:19)

Los profetas, que fueron enviados en diferentes épocas y lugares, no se opusieron los unos a los otros. El Profeta Muhammad (PB) no rechazó a ninguno de ellos tampoco.

“El Enviado cree en cuanto le ha sido revelado por su Señor, y lo mismo los creyentes. Todos ellos creen en Alá, en Sus ángeles. en Sus Escrituras y en Sus enviados. No hacemos distinción ente ninguno de Sus enviados. Han dicho: "Oímos y obedecemos. ¡Tu perdón, Señor! ¡Eres Tú el fin de todo!" (2:285)

“Di: “Creemos en Al-lah y en lo que se nos ha revelado,en lo que se ha revelado a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y las tribus, en lo que Moisés, Jesús y los profetas han recibido de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y nos sometemos a Él".” (3:84)

Por el contrario, el Profeta Muhammad (PB) fue la continuación y el complemento de todos los profetas anteriores. Sin embargo, hay una diferencia. Él es el último profeta y no habrá ningún profeta después de él. De este modo, él fue el que completó el Mensaje Divino y posee, así, una dimensión universal.

Al-lah, que creó al hombre, le conoce en todos sus detalles y cubre sus necesidades, envió Su mensaje a la gente en cada época y lo completó con el Profeta Muhammad. De este modo, no habrá más profetas después de él, no habrá ningún cambio en la revelación y los hombres deberán obrar en base a esta última revelación.

“Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia en vosotros y Me satisface que sea el islam vuestra religión.” (5:3)

“Si alguien desea una religión diferente del islam, no se le aceptará y en la otra vida será de los que pierdan”. (3:85)

“Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros varones,  sino el Enviado de Al-lah y el sello de los profetas. Al-lah es omnisciente”. (33:40)

La religión del Islam contiene todos los principios que hacen al hombre espiritual y materialmente perfecto y que aseguran su felicidad y salvación. El Islam conduce a los individuos y las comunidades que lo siguen hacia la felicidad desde la gracia y a la perfección desde la felicidad. concede gran importancia a la protección de la vida. castiga severamente a aquellos que intentan dañar la paz dentro de la comunidad, ordena la unidad y la solidaridad y protege la vida social de la anarquía y el terror.

El Islam presenta una ética elevada a la gente y les hace beneficiarse de ella en todos los aspectos. Cada uno de ellos posee miles de beneficios y curas para las enfermedades materiales y espirituales. La religión del Islam está basada en el conocimiento y la sabiduría. De este modo, ella guía a la gente sana hacia las buenas acciones y la felicidad haciéndoles utilizar su buena voluntad. Considera la ignorancia como el mayor enemigo y guía a la gente hacia la meditación y la sabiduría. Es necesario tomar en consideración el estado del mundo antes y después de la Era de la Bendición para comprender lo grande que ha sido la misericordia de la religión del Islam para con la humanidad.

Antes del Islam, todo el mundo sufría la opresión de la ignorancia y la aberración, el terror y la anarquía. Este salvajismo y terror, que afectaron al mundo profundamente, también aprisionaba a los habitantes de la Península Arábiga. Algunos de ellos estaban orgullosos de enterrar vivas a sus hijas. Ellos creían en supersticiones, adoraban a ídolos que habían fabricado con sus propias manos e imploraban su ayuda.

En aquel período oscuro, la luz del Corán ascendió como el sol desde una esquina de la Península Arábiga. Hizo añicos las capas más intensas de incredulidad y opresión, deslumbró los ojos con su brillante manifestación, limpió los espíritus con su gracia y guía, eliminó la opresión y estableció la justicia, borró el odio y la enemistad de los corazones y colocó el amor, la compasión y la misericordia en ellos.

Este efecto del Corán no se limitó a la Era de la Bendición, en que fue revelado. Cualquier nación que aceptó el Islam y lo puso en práctica después de aquel período hizo progresos y logró un desarrollo en la ciencia, el comercio y la economía, sirviendo de modelo para otras naciones. Los más brillantes ejemplos de ello son las civilizaciones de Andalucía y el Imperio Otomano.

3 ¿Por qué Al-lah considera que las cuatro religiones son necesarias? ¿No hubiera sido mejor si sólo el Islam hubiera sido enviado?

Todo es lo mejor en el medio ambiente que existe. Sin embargo, generalmente hay algo que es lo mejor y lo más bonito entre todas las cosas.

Así por ejemplo, en el Sagrado Corán se expresa que el hombre fue creado en el mejor de los moldes. ¿Significa esto que las otras cosas fueron creadas de forma deficiente? No. Ellas son las criaturas más perfectas en su propio medio ambiente también.

Así por ejemplo, el Sol es lo más perfecto que existe en su propio medio ambiente. En otras palabras, ningún ser humano podría vivir si el Sol no existiera. Sin embargo, el hombre es lo más perfecto, en general, y el Sol es lo más perfecto en lo que se refiere al significado de su propia existencia y la misión que realiza. Podemos dar otros ejemplos. Las ovejas, la tierra, los árboles frutales etc son las criaturas más bonitas y perfectas en sus propios ambientes.

En este caso, el hecho de que el hombre sea el más perfecto no significa que las otras criaturas no sean perfectas o hayan sido creadas de forma deficiente.

Ninguna oveja puede ser más perfecta que las que ya existen. Ningún camello puede ser más perfecto que los que ya existen ni un sol más perfecto que el Sol puede ser imaginado. Del mismo modo, los Libros sagrados revelados son los libros más pefectos que fueron enviados en su tiempo.

El enseñar a un alumno de la escuela primaria la tabla de multiplicar no es ni un conocimiento extra ni uno insuficiente. Sin embargo, no es la tabla de multiplicar sino temas más avanzados los que son enseñados a los estudiantes de la universidad.

Del mismo modo, los libros sagrados enviados antes del Corán fueron los mejores en sus respectivas épocas y enviarlos en aquellos tiempos fue algo razonable y no una deficiencia. Desde ese punto de vista, cada profeta y cada revelación enviada a los hombres fue la mejor y la más conveniente para su propia época.

Sin embargo, el Corán fue revelado cuando todo los hombres alcanzaron el mismo nivel que los estudiantes de una universidad y ellos podían recibir sus lecciones de un sólo libro y de un solo profeta.

Considerando que la ciencia más avanzada es la que se enseña en las universidades ¿podemos decir que la ciencia enseñada en una universidad debería ser enseñada a los niños de la escuela primaria? La humanidad es como una institución educativa. Cada período es como un nivel de la educación y los profesores de esos niveles son los profetas.

La esencia de las matemáticas también existe en la escuela primaria. Sin embargo, la lección es enseñada según el nivel de los estudiantes de la escuela primaria y el profesor no enseña todo lo que sabe sino los temas que los alumnos pueden comprender.

Desde el tiempo de Adam (PB) hasta la llegada del Profeta Muhammad (PB) la humanidad ha ido alcanzando el nivel de la universidad y logrado la capacidad de comprender las perfectas lecciones de la religión del Islam. De este modo, la más perfecta religión se convirtió en la última.

Del mismo modo, los otros profetas instruyeron a sus comunidades según su nivel y las educaron. Al final, cuando ellos alcanzaron el nivel para recibir una educación desde todos los aspectos, la religión del Islam y el exaltado Profeta (PB) fueron enviados.

¿Por qué Al-lah permitió que el Evangelio y la Torah fueran alterados y ha protegido el Corán? ¿Por qué Al-lah permitió que Sus propias palabras fueran cambiadas antes?

1. El confiar en Al-lah en las cosas cuya razón no conocemos demuestra la perfección de nuestra creencia y la fidelidad a nuestra religión.

2. Las cosas que Al-lah ha creado sobre la tierra no son iguales. Él vincula algunas a causas y crea otras sin causas o medios. Así por ejemplo, aunque cada persona procede de una madre y un padre, Él creó a Adam (PB) sin un padre y una madre, a Jesús sin un padre y a Eva sin una madre. Esto significa que Él puede actuar fuera del marco de las leyes naturales.

Además, según estas leyes, el fuego quema, la Luna no se divide en dos, los árboles no caminan y los bastones no se convierten en serpientes. Sin embargo, por orden y deseo de Al-lah, Abraham no se quemó con el fuego, la Luna fue divida en dos, el árbol caminó por orden del Profeta (PB) y el bastón de Moisés se convirtió en una serpiente. Mientras algunos profetas vinieron y fueron asesinados por las comunidades a las que ellos habían sido enviados, Al-lah protegió a algunos de sus profetas tales como Moisés, Abraham y Muhammad (PB).

La misma situación puede ser válida para los libros. Al-lah, que permitió que los otros libros fueran cambiados, impidió que el Sagrado Corán fuera alterado por Su particular beneficencia. Por esta razón, Él indicó que el Corán está bajo Su protección. Al-lah, que impidió que Abraham (PB) se quemara en el fuego, también protegió al Corán de cualquier modificación.

Nuestras almas y mentes no deben preguntar por qué Él no impidió que Sus otros profetas fueran asesinados pero protegió a Abraham. Ellas no deben expresar su opinión con respecto a este asunto tampoco.

3. Si Adam no hubiera sido expulsado del Paraíso, no tantas personas podrían haber progresado. Las semillas que salió de los almacenes y se fue a los campos se convirtieron en árboles. Del mismo modo, los seres humanos han descendido al campo de la Tierra desde el almacén del Paraíso para que progresaran como los árboles.

Del mismo modo, si otros libros no hubieran sido alterados, la revelación del Corán no habría sido necesaria. Ellos tuvieron que ser cambiados para que esto llevara a la revelación del Corán. Sin embargo, sólo las personas que los cambiaron son los responsables de su alteración.

4. El estatus del Profeta (PB) entre los demás profetas es aparente. Él fue enviado como misericordia a todos los hombres y su profecía no se limita a un cierto tiempo o un cierto período sino que abarca todos los tiempos y períodos. Él fue enviado a los seres humanos y los yinn. Los otros profetas no fueron así.

De este modo, el libro de este profeta (PB) tuvo que ir dirigido a todos los tiempos y lugares. Si ese libro no hubiera tenido una protección que lo hiciera invulnerable, los hombres lo habrían cambiado.

5. Nadie puede hacer nada contra Al-lah si Él no lo permite. Él ha demostrado esto mediante la protección del Corán.

4 ¿Cuáles son los pilares del Islam?

La religión del Islam ha sido construida sobre cinco pilares. Ellos son el ayuno, el salat (las oraciones rituales), el hayy (La Peregrinación a Meca), el zakat (contribución económica) y el testimonio de que A-lah es Uno y que el Profeta Muhammad (PB) recibió el don de la profecía (shahadah).

Uno de los pilares del Islam es ayunar en el mes de Ramadán. Mediante el ayuno, los musulmanes se protegen de sus caprichos y el dominio y la ferocidad de su ego disciplinándolo y purificándolo. Del mismo modo, se desarrolla un sentido de compasión hacia los pobres en sus corazones compartiendo el dolor del hambre que ellos sufren.

Otro pilar del Islam es la realización de las oraciones rituales. Esto significa estar en presencia de Al-lah cinco veces al día mientras uno reconoce su debilidad y sus limitaciones inclinándose, postrándose y mostrando su servidumbre hacia Él. Las oraciones obligatorias son una adoración universal y una gratitud universal. Cada musulmán tiene que realizarlas. El Profeta Muhammad (PB) dijo:

“Las oraciones son los pilares de la religión” (Tirmidhi, Iman-8).

Otro pilar del Islam es el hayy (Peregrinaje a la santa ciudad de Meca). Él ha sido ordenado para los musulmanes cuya situación financiera y salud son las adecuadas para realizarlo al menos una vez en la vida en un periodo determinado por la Ley Islámica (Shariah). Una de las más grandes sabidurías de este acto de adoración, que es obligatorio, es reunir a los musulmanes de todo el mundo y demostrar que todos los seres humanos son iguales ante Al-lah (SWT) con independencia de su nacionalidad, idioma, color o estatus social.

Otro pilar del Islam es la contribución económica obligatoria (zakat). Al-lah Todopoderoso ha hecho obligatorio para los musulmanes ricos el dar parte de sus bienes y riquezas a los musulmanes pobres (el 2,5%, la cantidad que el Islam ha determinado). Estos bienes, que los ricos dan a los pobres, se llaman zakat. En lo que se refiere a la Ley Islámica, éste es el derecho de los pobres. El Islam anima a los musulmanes a ayudar a los necesitados además de con el pago del zakat. Esta contribución voluntaria se llama sadaqah.

Con el fin de convertirse en musulmán, es necesario que una persona pronuncie la kalima ash shahada. El significado de kalima ash shahada es el siguiente:

“Doy testimonio que no hay más dioses que Al-lah y que el Profeta Muhammad es Su siervo y Su Mensajero”.

La primera parte del testimonio expresa la existencia y unidad de Al-lah y que Él no tiene asociados. La segunda parte declara que el Profeta Muhammad (PB) es el siervo de Al-lah y que él fue nombrado por Al-lah para transmitir a los hombres los fundamentos de la creencia y los pilares del Islam.

5 Si el Islam es la religión verdadera ¿por qué hay tantas personas en el mundo que la rechazan y que son miembros de otras religiones? ¿Quién impide que la gente se haga musulmana?

En primer lugar, no debemos olvidar que el número de miembros de la religión del Islam ocupa probablemente el primer o el segundo lugar. Si una religión es la auténtica religión o no depende, en gran medida, del número de sus seguidores. El Cristianismo y el Islam son religiones auténticas. Una de cada tres personas en el mundo es un musulmán hoy. La mayoría en número es una señal de una importante verdad.

A través de la historia ninguna reliigón ha sido capaz de hacer que todas las personas del mundo la sigan. Si este punto fuera tomado en cuenta, sería necesario creer que ninguna eligión es la religión auténtica, lo cual es indudablemente erróneo.

Aquellos que no aceptan la religión del Islam se dividen en dos grupos:

El primer grupo: Ellos no aceptan el Islam sin tener evidencias ni a favor ni en contra de esta religión. Ellos son los individuos que no están interesados en saber si el Islam es correcto o no, que están interesados sólo en sus propios placeres, que no rechazan el Islam en base a un fundamento y que no piensan tampoco realizar ningún esfuerzo para aceptar el Islam sobre la base de cualquier evidencia. La mayoría de personas que no aceptan el Islam son personas que pertenecen a este grupo. Ellas no quieren alejarse de sus placeres aceptando el Islam, que establece una disciplina en las vidas de las personas, colocando cargas y responsabilidades sobre ellas. Este grupo, que es indiferente al Islam, es una completa víctima de la ignorancia.

El segundo grupo: Ellos son las personas que tienen alergia al Islam debido a sus prejuicios. Ellos no consideran ninguna evidencia en favor del Islam y sí toman en cuenta el más mínimo signo que, según ellos, sea una prueba contra el Islam. Éstas son pocas personas y nunca han sido capaces de refutar la verdades del Islam a través de evidencias científicas y lógicas y carentes de prejuicios. Por el contrario, muchos no musulmanes han abrazado el Islam por medio del razonamiento científico y lógico a través de la historia. Incluso hoy, miles de personas, incluyendo centenares de científicos y clérigos que seguían previamente al Cristianismo, han abrazado el Islam y continúan haciéndolo.

La evaluación de Badiuzzaman Said Nursi arroja luz sobre este asunto:

Según Nursi, existen ocho barreras que impiden que el Islam, que es una religión universal y cuyas afirmaciones son aceptadas en su totalidad por la mente, se expanda por todo el mundo. Ellas son las siguientes:

1. La ignorancia de los no musulmanes. Ni siquiera los miembros de la Gente del Libro pueden separar lo correcto de lo erróneo debido a su ignorancia.

2. Una vida alejada de la civilización islámica. De este modo, muchas personas están lejos de comprender la belleza de esta civilización.

3. La Gente del Libro en especial han desplegado un gran fanatismo en lo que se refiere a su religión. Este fanatismo les impide ver las verdades que el Islam contiene.

4. La dominación y el poder arbitrario del clero y los líderes religiosos. Este despotismo no permitió a la gente razonar libremente y hacer su elección.

5. La gente obedeció y siguió a los clérigos y los líderes religiosos de una forma ciega. El hecho de que las mentes de las personas estuvieran dominadas por ellos no les permitió pensar en la posibilidad de que la verdad pudiera estar en alguna otra parte.

6. La dominación individual y social y el despotismo que los musulmanes sufrían. Este despotismo dañó la belleza del Islam y la civilización del Corán y creó una imagen desagradable del Islam para los no musulmanes.

7. Los diversos tipos de inmoralidad entre los musulmanes que tuvieron su origen en los actos que eran contrarios al Islam. Esta inmoralidad no islámica dañó la atracción del sol del Islam e impidió que este sol brillante alcanzara las mentes.

8. La octava barrera fue la existencia de un engaño relativo a de la supuesta existencia de controversias entre algunos temas que aparecen en el Corán y los hechos que han sido probados por la ciencia. Debido a este engaño, muchos científicos se mantuvieron alejados del Islam, cometiendo así un grave error.

Según Nursi, el primer, segundo y tercer obstáculos han sido erosionados por la expansión del conocimiento y la civilización y han comenzado a desaparecer.

El cuarto y quinto obstáculos han comenzado a declinar desde que la idea de la libertad y la tendencia a buscar la verdad se han extendido entre la gente.

El sexto y séptimo obstáculos desaparecerán cuando el despotismo sea eliminado y la fea cara de la inmoralidad desaparezca. La idea de que el poder debe residir en un solo individuo está ahora declinando y el despotismo en el seno de la sociedad y de las comunidades también sufrirá un mayor declive en un plazo de 30 a 40 años. Y el notable surgimiento del celo islámico y el hecho de que los perversos resultados de la inmoralidad se estén volviendo aparentes permiten suponer que esos dos obstáculos esán también en vías de desaparición. In sha Al-lah, ellos desaparecerán del todo en el futuro.

El octavo obstáculo está llamado también a desaparecer ya que queda claro que no existe una controversia entre los hechos descritos en el Corán y los nuevos descubrimientos científicos. En el pasado, los científicos y filósofos se oponían al Islam porque no conocían bien los hechos descritos por esta religión en el campo de la ciencia. La situación ha cambiado completamente ahora.

En el “Tratado sobre los Milagros del Corán”, Risale-i Nur muestra algunos destellos de carácter milagroso que se encuentran por debajo de cada uno de los versos coránicos que los científicos han criticado, y que establecen verdades claras y elevadas que la mano de la ciencia no puede alcanzar. En esos versos y frases el Sagrado Corán muestra realidades que obligan incluso a los científicos y filósofos más obstinados a someterse. Se trata de evidencias claras y autoevidentes para cualquiera que desee contemplarlas.

“El futuro será del Islam y sólo del Islam y estará influido por las verdades del Corán y la creencia... Nosotros, musulmanes, que somos estudiantes del Corán, seguimos las pruebas. Abordamos las cuestiones de la creencia a través de la razón, el pensamiento y los corazones. No ignoramos las pruebas en favor de la obediencia ciega y la imitación de los clérigos como algunos adherentes de otras religiones hacen. De este modo, en el futuro, cuando el intelecto, la ciencia y la tecnología prevalezcan, será el tiempo en el que el Corán ganará ascendencia, ya que descansa sobre pruebas racionales e invita al intelecto a confirmar sus afirmaciones”. [Hutbe-i Şamiye (Sermón de Damasco)]