¿Cuáles son los derechos básicos que la religión del Islam dio al hombre?

The Answer

Dear Brother / Sister,

Con el fin de poder comprender la importancia dada a los derechos humanos en el Islam es necesario echar un vistazo al estado del mundo antes del Islam.

1. Todos los estados del mundo estaban regidos por monarquías. El rey o emperador tenía plena autoridad sobre los súbditos a los que gobernaba. Él podía ejecutar a cualquiera que deseara y no tenía que rendir cuentas a nadie.

2. La gente estaba dividida en clases. Las personas que había en torno al rey, sus parientes y los nobles eran la clase privilegiada. Por otro lado, había una gran masa de gente que eran despreciada y cuyos derechos eran violados continuamente. Ellos formaban otra clase. Había grandes diferencias entre las clases.

3. La esclavitud existía en su forma más salvaje y cruel. El honor humano era pisoteado.

4. La gente era tratada de diferente manera en base a su raza y color. La superioridad del linaje era contemplada como el único criterio válido. La gente no era evaluada en base a su inteligencia, conocimiento, capacidad, ética y virtudes.

5. No había derechos y libertades básicos, como la libertad de religión y conciencia, el derecho a la propiedad, la libertad de residencia o la libertad de pensamiento. La gente era oprimida y torturada debido a sus creencias e ideas.

6. Los principios básicos de la ley eran inexistentes. Era imposible incluso imaginar conceptos legales básicos como la igualdad, el imperio de la ley, la intimidad y la legalidad de la pena. No existía un poder judicial independiente e imparcial. Los deseos y las órdenes personales de los gobernantes reemplazaron a las leyes; las personas que cometían los mismos crímenes eran castigadas de forma diferente, según la clase a la que pertenecieran.

En un momento en que el mundo se hallaba en tal estado, la religión del Islam emergió y llevó a cabo la más grande revolución de la historia humana. Si contemplamos esto con ojos justos, veremos que los derechos humanos que han sido proclamados hoy lo habían sido ya en el Corán y en la Sunnah del Profeta siglos antes de que las declaraciones sobre tales derechos fueran conocidas en el mundo occidental.

En realidad, los principios relativos a los derechos humanos incluídos en el Sermón de la Despedida, que fue pronunciado por el Profeta durante su último hayy, son el ejemplo más claro de ello.

Este sermón fue realizado en presencia de más de 100.000 musulmanes en el año 632, es decir 1,157 años antes de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano promulgada en 1789, que es contemplada como el primer documento escrito referente a los derechos humanos.

Los nuevos principios introducidos por el Islam con respecto a los derechos humanos influyeron mucho en la lucha en favor de estos últimos en Occidente.

El hombre tiene un valor distinto al de las otras criaturas. Este valor se incrementa cuando cree en Al-lah y obedece Sus mandatos. De este modo, el hombre se convierte en el más honorable invitado del universo. Él obtiene el valor de su humanidad con su nacimiento o incluso antes con su formación en el útero, y lo lleva consigo a través de su vida.

El valor del ser humano es inherente a todos: hombres y mujeres, jóvenes o viejos, negros o blancos, débiles o fuertes, pobres o ricos sin que importe la religión, la nación, la raza y el color.

De este modo, la religión del Islam impide que la sangre de los individuos sea derramada, que su honor sea mancillado, que sus propiedades sean confiscadas, que su casa sea allanada, que su linaje sea roto y que su conciencia se vea presionada. Esto asegura la preservación del honor y la dignidad humanos.

Los derechos y libertades básicos traídos a la humanidad por el Islam son los siguientes:

1. El Islam puso fin a la discriminación racial y por el color. Todas las personas provienen de Adán. No es posible para una persona escoger su raza y su color. Esto es algo predestinado por Al-lah. Es una completa equivocación y algo dañino, en términos del Islam y la humanidad, el juzgar a las personas en base a su raza y color y despreciar a algunas razas y colores y contemplar a otros como superiores.

Al-lah declara en el Corán que Él creó a las personas de una sola pareja de hombre y mujer y les convirtió en naciones y tribus cuando su número se incrementó, de tal modo que ellos pudieron conocerse unos a otros (49:13).

Como hemos visto, la razón por la que las personas son de diferentes razas y colores es para que se conozcan y se ayuden unas a otras, sin que ninguna de ellas afirme ser superior.

Un ejemplo que puede arrojar luz sobre este principio del Islam es el siguiente:

Uno de los Compañeros, Abu Dharr, se enfadó con Bilal al Habashi, de raza negra, un día y le insultó dirigiéndose a él como el “hijo de una mujer negra”. Cuando el Profeta (PB) fue informado de este hecho, él se irritó y se dirigió a Abu Dharr de la siguiente manera:

“¡Oh Abu Dharr! ¿condenaste a Bilal por el color de su madre? Esto significa que tienes todavía la mentalidad de la Yahiliyya”.

Abu Dharr, que había pronunciado tales palabras como el resultado de un momento de ira, se arrepintió mucho de lo que había hecho. Él comenzó a gritar y puso su cara sobre el suelo diciendo: “No levantaré mi cara del suelo a menos que Bilal venga y me bese en la mejilla (en señal de perdón)”. Él se disculpó ante Bilal repetidamente.

2. El Islam puso fin a la creencia en la superioridad basada en el linaje y los ancestros. En un encuentro en el que los Compañeros estaban presentes, Sad bin Abi Waqqas preguntó a algunos de los Compañeros que enumeraran a sus ancestros. Él, por su parte, enumeró a sus ancestros desde el principio al final. Salman al Farisi (un iraní) también estuvo presente allí. Él no tenía ancestros de los que pudiera alardear, como los Quraishis, ni tampoco los conocía.

Cuando Sad bin Abi Waqqas le preguntó sobre sus ancestros, Salman encontró esta pregunta extraña y dijo: “Yo soy Salmán, hijo del Islam. Yo no conozco a mis ancestros como vosotros. Yo sólo conozco una cosa: que Al-lah me ha honrado por medio del Islam”.

Umar también se molestó por esta pregunta innecesaria de Sad, que evocaba la mentalidad de la Yahiliyya. A Él le gustó mucho la respuesta de Salmán y dijo: “Yo soy Umar, hijo del Islam”. De este modo, él dio una respuesta similar.

Cuando el Profeta (PB) oyó hablar del incidente, a él le agradó mucho la respuesta de Salman. Él dijo: “Salmán es de los míos; él es de mi familia”.

Algunas de las hijas de las más nobles familias de Quraish se casaron con algunos esclavos liberados de entre los Compañeros. Así pues, el Islam eliminó la mentalidad de la Yahiliyya que estaba basada en la superioridad del linaje.

3. El Islam ha dado a la gente el derecho a auditar y pedir cuentas a los administradores. La religión islámica buscaponer fin a los actos arbitrarios, la opresión, la injusticia y el caos.

Cuando Abu Bakr fue elegido Califa, él se dirigió a la multitud y dijo: “¡Oh gentes! Fui escogido como vuestro administrador aunque no soy el mejor de vosotros. Si yo llevo a cabo mi deber de acuerdo con lo que establece el Islam, obedecedme. Si me desvío del camino recto, advertídmelo”.

Un día, durante su Califato, Umar preguntó a los musulmanes en una mezquita: “¿Qué haréis si me desvío del camino recto? Ellos dijeron: “Nosotros te corregiremos por medio de nuestras propias espadas”. Umar quedó muy complacido cuando oyó la respuesta.

4. Libertad de pensamiento y de conciencia. La libertad de pensamiento y de conciencia es el más importante derecho después del derecho a la vida. El no dar a una persona este derecho significa reducirlo hasta el nivel de los animales. De este modo, el Islam no permite que las conciencias se vean presionadas. Debido al principio de “No hay coacción en la religión”, el Islam rechaza el que la gente acepte los principios de la creencia mediante el uso de la fuerza.

5. Islam se ocupó de la institución de la esclavitud y promovió su desaparición.  Cuando la religión del Islam surgió, la esclavitud estaba extendida por todo el mundo de una forma salvaje e imhumana. No se podía esperar que el Islam eliminara completamente este sistema, que estaba ampliamente difundido. Así pues, él no abolió la esclavitud radical y súbitamente, sino que comenzó mejorando enormemente la condición de los esclavos y dio a la institución una forma más humana y civilizada. Además, el Islam incrementó las vías para la manumisión de los esclavos, lo cual llevó indirectamente al fin de la esclavitud.

6. Derecho a la propiedad. El amor a los bienes y el deseo de obtener propiedades están entre los varios sentimientos que Al-lah otorgó al hombre. Esto viene claramente mencionado en el Corán.

El Islam dio a los individuos el derecho a la propiedad y allanó el camino para que ellos satisfacieran esta necesidad legítimamente. El derecho a la propiedad, otorgado por el Islam al individuo, no puede ser arrebatado sin el permiso del propietario.

7. Igualdad legal. El Islam considera que las personas son tan iguales ante la ley como las púas de un peine. No permite un tratamiento privilegiado en base a la pertenencia a una clase social y al linaje de las personas.
 
En el Islam, el imperio de la ley resulta esencial. Un jefe de estado y los ciudadanos ordinarios son tratados del mismo modo por la ley. El criminal es castigado incluso si es un jefe del Estado.

Los juicios del Sultán Fatih Mehmet y un arquitecto griego, Ali y un judío y Salahuddin al Ayyubi y un armenio en presencia de qadis (jueces) son los ejemplos más impactantes de todos.

El día de la conquista de Meca, una mujer de una noble familia de la tribu de Majzum cometió un robo y fue capturada con las manos en la masa. Ella tenía que ser castigada. Sin embargo, dado que pertenecía a una noble familia, muchos querían que ella fuera perdonada para que aquella no quedase deshonrada. ¿Cómo lo harían? ¿Cómo hablarían al Profeta (PB) sobre ello? Eventualmente, decidieron enviar a Usama, al que el Profeta (PB) apreciaba mucho, a verle. Usama acudió a la presencia del Mensajero de Al-lah (PB), le contó el asunto y le pidió que perdonara a la mujer culpable. El Profeta (PB) se enfadó mucho. Él salió y pronunció el siguiente discurso: “¡Oh gentes! ¿Sabéis por qué las naciones que hubo antes de vosotros fueron destruídas? Cuando una persona de alto rango cometía un crimen, quedaba impune. Cuando una persona ordinaria cometía un crimen, insistían que fuera castigada. Esta opresión causó su destrucción. ¡Por Al-lah! Si Fátima, hija de Muhammad, fuera a robar, yo la haría castigar sin dudarlo”.

De este modo, el castigo fue ejecutado.

Varias citas en el discurso de Abu Bakr cuando fue escogido califa son también dignas de mención:

“Los débiles de entre vosotros son los más fuertes a mis ojos hasta que obtengan sus derechos. Los fuertes son los más débiles a mis ojos hasta que yo haga que entreguen sus derechos a los otros”.

8. Legalidad de la pena. En el Islam no existe pena sin la ley y no es posible castigar a alguien distinto al culpable.

El principio de legalidad de la pena viene recogido en el siguiente verso:

“Nadie comete mal sino en detrimento propio. Nadie cargará con la carga ajena.” (6:164).

9. Independencia e imparcialidad de los tribunales. En el Islam, los tribunales se mantienen lejos de todo tipo de presiones externas, odio y resentimiento personal y prácticas arbitrarias; no se permite a los jueces perder su imparcialidad. En los tribunales islámicos, los jefes de estado son juzgados, al igual que ocurre con los ciudadanos ordinarios. Ellos son castigados si son hallados culpables.

10. Intimidad e inviolabilidad del domicilio.En el Islam nadie tiene derecho a violar la intimidad de una persona ni a entrar en una vivienda ajena sin permiso. Está prohibido espiar los asuntos privados de las personas.

11. Libertad de viajar. El Islam considera que el viajar ayuda a la gente a aprender cosas y a recuperarse de las enfermedades. De este modo, se anima a la gente a viajar.

12. El derecho a la vida y la protección de la misma, la integridad y las propiedades.Este tema fue abordado por el Profeta de la mejor forma en el Sermón de la Despedida.

“¡Oh gentes!” del mismo modo que consideráis este mes, este día y esta ciudad, Meca, como sagrados, considerad también la vida, la propiedad y el honor de cada musulmán como algo sagrado. Ellos están protegidos de todos los tipos de agresión”.

13. Seguridad social. La religión del Islam protege al hombre de tal modo que éste no sufra y no se vea desvalido al hacerse mayor o debido a las enfermedades, los desastres y los accidentes. Garantiza el futuro de los necesitados mediante medidas de seguridad social. El Islam anima a la gente a trabajar de tal modo que puedan valerse por sí mismos desde el punto de vista financiero. Al mismo tiempo, suministra una seguridad separada a las familias gracias a las diversas medidas que ha introducido. Cuando todas estas medidas resultan insuficientes, el propio Estado garantiza la seguridad de los individuos. La institución del zakat y las fundaciones son instituciones perfectas de seguridad social.

14. Libertad de trabajo y justicia salarial. El trabajo y la realización de esfuerzos son apreciados y alentados en el Islam. En el Islam no se considera como algo postivo el mendigar y ser una carga para otros. El trabajar para ganarse la vida a través de medios legítimos está considerado como una adoración si esta persona realiza sus obligaciones (fard).

El verso “el hombre no tiene nada sino aquello por lo que se esfuerza” muestra la importancia que el Islam otorga al esfuerzo y al trabajo.

Al garantizar la libertad de trabajo -a condición de que sea legítimo- el Islam regula la relación entre los empleados y el empleador de la mejor forma.

El principio de “Paga al trabajador su salario antes de que su sudor se seque” garantiza los derechos de los trabajadores de una forma perfecta.

Como principio, el trabajador intentará realizar la tarea que se le ha sido asignada de una forma plena y de la mejor manera con el fin de merecer el salario que recibe.

15. Protección de los niños. El Islam se ocupa del cuidado de los niños desde su nacimiento, ayuda a los padres en sus gastos de alimentación y ropa y les proporciona algún dinero del Tesoro. Hoy en día, todos los estados ricos otorgan a los padres beneficios sociales por los hijos que tienen. El Mensajero de Al-lah ordenó, por otro lado, a su Ejército insistentemente no matar a mujeres y niños durante la guerra.

16. Educación básica obligatoria y libre. El hadiz “La búsqueda del conocimiento es obligatoria para cada musulmán, ya sea hombre o mujer” introduce la educación obligatoria. El curriculum de la educación básica ha sido preparado de una forma meticulosa en el Islam.

El Islam valora el conocimiento religioso, científico, literario y vocacional y todos ellos están incluidos en la educación básica.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 4 times
In order to make a comment, please login o register