¿Cuáles son los Nombres de Al-lah?

The Answer

Dear Brother / Sister,

Al-lah es Uno pero tiene muchos hermosos Nombres.

Al-lah tiene muchos bellos nombres mencionados en el Corán y los hadices.

De hecho, es posible agrupar estos nombres en dos grupos:

a) El nombre de Al-lah es un nombre peculiar de Al-lah Todopoderoso sólo. No es utilizado por ningún ser distinto de Él. No es permisible utilizarlo para ningún otro ser distinto a Él. Este nombre no tiene una forma dual o plural. No puede ser traducido a ninguno otro idioma; ninguna palabra puede reemplazarlo.

b) Los otros nombres de Al-lah, que son considerados como el segundo grupo, son los nombres derivados de Sus Atributos. Muchos bellos nombres de Al-lah Todopoderoso son mencionados en las aleyas coránicas y en los hadices. Noventa y nueve nombres son listados, uno después de todo, en un hadiz transmitido por Tirmidhi e Ibn Mayah. Estos nombres son los siguientes:

Allah, Ar Rahman, Ar Rahim, Al Malik, Al Quddus, As Salam, Al Mu’min, Al Muhaimin, Al Aziz, Al Yabbar, Al Mutakabbir, Al Jaliq, Al Bari’, Al Musawir, Al Gaffar, Al Qahhar, Al Wahhab, Ar Razzaq, Al Fattah, Al Alim, Al Qabid, Al Basit, Al Hafid, Ar Rafi, Al Muiz, Al Mudhill, Al Basir, As Sami’, Al Hakam, Al Adl, Al Latif, Al Jabir, Al Halim, Al Azim, Al Gafur, Ash Shakur, Al Aliyy, Al Kabir, Al Hafiz, Al Muqit, Al Hasib, Al Jalil, Al Karim, Ar Raqib, Al Muyib, Al Wasi’, Al Hakim, Al Wadud, Al Mayid, Al Baiz, Ash Shahid, Al Haqq, Al Wakil, Al Qawiyy, Al Matin, Al Waliyy, Al Hamid, Al Muhsi, Al Mubdi, Al Muid, Al Muhyi, Al Mumit, Al Hayy, Al Qayium, Al Wajid, Al Maayid, Al Wahid, As Samad, Al Qadir, Al Muqtadir, Al Muqaddim, Al Muajjir, Al Awwal, Al Ajir, Az Zahir, Al Batin, Al Wali, Al Mutaali, Al Barr, At Tauwab, Al Muntaqim, Al Afuu, Ar Rauf, Maliku’l-Mulk, Dhu’l-Yalali wa’l-Ikram, Al Muqsit, Al Yami’, Al Ganiyy, Al Mugni, Al Mani’, Ad Darr, An Nafi’, An Nur, Al Hadi, Al Badi’, Al Baqi, Al Wariz, Ar Rashid, As Sabur.

 

Al-lah

Es el nombre especial de Dios Todopoderoso. Él incluye todas las bonitas cualidades y atributos divinos que los otros nombres expresan. Los otros nombres expresan sólo sus propios significados. De este modo, ningún otro nombre puede reemplazar a Al-lah.

Este nombre no puede ser dado a nadie excepto a Al-lah. No existe una prohibición de dar los otros nombres a otros seres distintos a Al-lah, como ocurre cuando se da los nombres de Qadir o Yalal a las personas. Sin embargo, es mejor añadir delante la palabra “Abd”, que significa siervo, antes de dichos nombres, como sucede en el caso de Abdul Qadir, Abdul Karim etc.
 

Ar Rahman (El Más Misericordioso)

Él es el Que quiere el bien y la misericordia para todas Sus criaturas en la pre-eternidad.

El es el Que da innumerables recompensas a todas las criaturas que Él creó sin hacer ninguna discriminación entre aquellos que le gustan y los que no.

El es el Que les proporciona todo el sustento necesario para sus vidas.

 

Ar Rahim (El Compasivo)

El es el Que muestra una gran compasión y misericordia. Él es el Que recompensa a aquellos que utilizan las gracias que Él les da de una buena manera otorgándoles mayores e ilimitados dones. Del nombre de Rahim se desprende que Al-lah quiere el bien y la misericordia para todas las criaturas que Él ha creado. Este nombre es la manifestación de una misericordia especial para los seres que tienen una voluntad, en especial para los creyentes.

 

Al Malik (El Rey)

Él es el dueño real y el gobernante absoluto de todas las criaturas.

Al Quddus (El Puro)

Él es el Que está libre de todos los errores, ignorancia, debilidad e imperfecciones y es Puro.

Al-lah está libre y alejado de todas las características que los sentidos pueden percibir y que la imaginación puede diseñar. Él merece todo tipo de alabanzas.

La cualidad de la limpieza, que está presente de forma natural en el universo, es la manifestación del nombre de Al Quddus de Al-lah Todopoderoso.

 

As Salam (La Paz)

Él está libre de todo tipo de defectos, de las necesidades materiales y de la aflicción.

Él es el Que libera a sus siervos de todo peligro.

Él es el que saluda a Sus siervos afortunados en el Paraíso.

Al Mu´min (El Dador de Fe)

Él es el Que despierta la luz de la fe y la semilla de la guía en los corazones.

Él es el Que protege y conforta a aquellos que buscan refugio en Él.

 

Al Muhaimin (El Protector y el Guardián)

Él es el Que vigila y protege.

Al-lah conoce los actos, el sustento y los tiempos de la muerte de las criaturas. Él creó y mantiene sus vidas bajo Su control. Él es el único Que vigila y protege a todas las criaturas y las conduce al punto que deben alcanzar.

 

Al Aziz (el Todopoderoso)

Él es el ganador al Que es imposible derrotar.

Al-lah, el Exaltado, es absolutamente fuerte y victorioso. El ser derrotado es algo que está fuera de cuestión en lo que a Él se refiere.

El poder de Al-lah, el Exaltado, es abrumador, pero Él no castiga rápidamente a los malvados. Él puede diferir su castigo por ciertas razones. Él no se apresura a aplicar el castigo a la gente que continúa cometiendo malas acciones. Él les da la oportunidad de cambiar.

 

Al Yabbar (El Irresistible)

Él tiene el poder y la autoridad para obligar a las cosas y las gentes a hacer aquello que Él quiere.

 

Al Mutakabbir (El Supremo en Orgullo y Grandeza)

Él es el Que muestra su grandeza en todas las cosas y de todas las formas.

La grandeza y la majestad pertenecen a Al-lah solamente. Ningún ser en el universo, cuya existencia y no existencia depende sólo de una orden y de la voluntad de Al-lah, merece ese atributo en su sentido real.

 

Al Jaliq (El Creador)

Él es Que lleva las cosas desde la no existencia a la existencia, creando todas las cosas de tal forma que Él determina su existencia y las condiciones y hechos que ellas van a experimentar.

Existen dos temas que se refieren a este nombre:

1 – El determinar y decretar como una cosa será.

2 – El llevar a tal cosa a la existencia en base a ese decreto.

 

Al Bari (El Hacedor del Orden)

Él es el Que lo crea el todo de tal modo que todas sus partes estén en perfecta armonía.

Los órganos vitales y los elementos esenciales de cada cosa han sido creados de forma armoniosa en términos de cualidad y cantidad; además, su servicio y uso fueron creados también en consonancia con la armonía general.

 

Al Musauwir (El Que da la forma)

El es el Que diseña todas las cosas, dando a cada una su particular forma y características.

Al-lah, el Exaltado, dio una forma a todas las cosas. Todo tiene su propia forma y su apariencia externa de tal modo que no se parezcan a las de otros.

Así, no hay dos seres humanos que sean idénticos.

 

Al Gaffar (El Perdonador)

Él perdona mucho.

Al-lah oculta los pecados de los creyentes. Él protege a quien Él quiere de entre sus siervos de la comisión de pecados. Es una gran bendición para ellos.

 

Al Qahhar (El Dominador)

Él es el Que domina todas las cosas y prevalece sobre ellas para hacer lo que Él desea. Él es el Dominador.

Al-lah, el Exaltado, es el Que somete. Él es superior y dominante en cada aspecto. Él lo rodea todo, lo de dentro y lo de fuera, con Su poder. Nada puede ser excluido de tal poder. Todo se somete a Él. La tierra y los cielos no pueden resistirle. Él destruyó y aniquiló con Su poder a muchas naciones que se habían desviado.

 

Al Wahhab (El Que todo lo da)

Él es el Que constantemente derrama todo tipo de bendiciones.

Él siempre da todo en todas partes de manera abundante y sin esperar nada a cambio.

 

Ar Razzaq (El Proveedor)

Es Aquel que provee todas las cosas que Sus criaturas necesitan y que son útiles para ellas.

El sustento es todo lo que Al-lah, el Exaltado, da a Sus criaturas vivientes para que lo utilicen. El sustento no consiste sólo en comida y bebida. Todo lo que puede ser usado o lo que nos beneficia es llamado sustento.

El sustento material es todo tipo de comida, bebida, ropas, cosas, dinero, joyas, hijos y familia, información, propiedades muebles e inmuebles, riqueza etc.

El sustento espiritual es la comida del alma y el corazón. Todos los sentimientos relativos a la esfera espiritual del hombre, en especial la creencia y lo que esos sentimientos necesitan, es todo ello el sustento espiritual.

 

Al Fattah (El Que abre los corazones a la fe y el conocimiento)

Él es Que abre todo tipo de cosas cerradas; es el Que elimina las dificultades y facilita las cosas... El crecimiento de las flores, el brotar de las semillas, la apertura de las puertas del sustento y la misericordia son todos ellos manifestaciones del nombre de Al Fattah.

 

Al Alim (El Omnisciente)

Él es el que tiene un pleno conocimiento de todas las cosas.

Al-lah conoce todo plenamente. Él es el Que conoce lo interno, lo externo, la exquisitez, la sinceridad, el futuro, el pasado y el principio y el final de todo.

Él conoce lo que ha ocurrido y lo que ocurrirá. No hay secretos para Él.

 

Al Qabid (El Despojador)

Todas las cosas están en las manos de de Al-lah. Él elimina la riqueza, la propiedad, los hijos, la familia, los placeres y la tranquilidad. Él ha dado a cada uno de Sus siervos lo que Él desea. Esa persona se convierte en pobre después de haber sido rica; ella sufre el dolor de perder a su hijo y cae en la aflicción, la angustia y la inquietud.

 

Al Basit (El Que da abundantemente)

Él es el Que libera, dejando que las cosas se expandan.

Al-lah da una nueva vida, alegría y abundancia de sustento a quien Él quiere de entre Sus siervos.

 

Al Jafid (El Que da humildad)

Él es el que rebaja y humilla.

Al-lah, el Exaltado, rebaja a quien Él quiere de entre sus siervos. Le convierte en ignominioso y despreciable después de haber sido honorable.

 

Ar Rafi (El Enaltecedor)

Él es el Que enaltece y eleva.

Al-lah enaltece o exalta a quien Él quiere de entre Sus siervos. Él les da honor y gloria. Él ilumina algunos corazones con la luz de la creencia y la sabiduría. Él les informa sobre las grandes verdades.

La gente a la cual Al-lah enaltece son habitualmente como ángeles con lenguas dulces. Ellos cubren las faltas y los errores de otros y completan sus imperfecciones. Ellos son personas amables que ayudan a otros con su riqueza, conocimiento y consejo. Al-lah no elimina los dones que les ha dado, a menos que ellos se desvíen del sendero recto.

 

Al Muizz (El Que otorga honores)

He Él es el Que confiere honor y dignidad.

 

Al Mudhil (El Humillador)

Él es el Que degrada, humilla y rebaja.

 

As Sami (el Omnioyente)

Él es el Que oye muy bien.

Al-lah oye. Él oye las palabras que hay en nuestros corazones y puede oírlo todo. La distancia no le impide oír. El hecho de que oiga a una persona no Le impide oír a otras. Él lo oye todo claramente.

 

Al Basir (El Omnividente)

Él es el Que ve muy bien.

Al-lah, el Exaltado, ve todo lo que todos hacen, ya lo hagan públicamente o en secreto. La oscuridad no puede impedirle ver. Las cosas como la cercanía y la distancia, la grandeza y la pequeñez, que impiden al hombre ver no pueden obstaculizar Su visión.

 

Al Hakam (El Juez)

Él es el Que juzga, el Que comprende la verdad.

Al-lah, el Exaltado, es el Juez. Él toma decisiones sobre todo. Él ejecuta Sus decisiones plenamente. Él decide sobre el juicio de los jueces y el gobierno de los gobernantes. Nada puede ocurrir sin Su decisión. No hay poder, gobierno o posición que pueda anular o retrasar Su juicio.

 

Al Adl (El Justo)

Él es absolutamente justo.

La justicia es lo contrario a la opresión. La palabra opresión incluye el causar daño. Al-lah, el Exaltado, es Justo. No Le gusta la opresión. No le gustan aquellos que son amigos de los opresores, que desean ser como ellos o que les gustan.

 

Al Latif (El Sutil)

Él es el Que conoce las más pequeñas sutilezas de todas las cosas y el Que percibe las sutilezas que otros no pueden captar.

Él es el Que envía a Sus siervos varios beneficios a través de vías sutiles y atractivas.

Al-lah, el Exaltado, es Latif. Él conoce las cosas más sutiles porque las ha creado. Él conoce las cosas secretas más sutiles que nadie más conoce y cómo se han realizado.

 

Al Jabir (El Bien Informado)

Él es el Que tiene el conocimiento de los aspectos internos y más secretos de todas las cosas.

Él es consciente de todas las cosas y de todos los hechos, desde el más pequeño hasta el mayor. Nada puede tener lugar sin Su conocimiento.

 

Al Halim (El Indulgente)

Halim significa retrasar el castigo por un crimen, aunque uno tenga el poder de aplicarlo. Significa actuar con indulgencia hacia los criminales y retrasar su castigo. Al-lah, el Exaltado, es Halim. Él no castiga inmediatamente a aquel que comete un pecado. No se apresura a castigar a la gente. Da algún tiempo a aquellos que le irritan. Si ellos se arrepienten durante ese tiempo, Al-lah les perdona. Él hará cualquier cosa que desee (como castigo) a aquellos que insistan en cometer pecados.

 

Al Azim (El Grandioso)

Él es el Que posee toda la grandeza. La grandeza real pertenece a Al-lah. La grandeza absoluta y perfecta sobre la tierra y en el cielo Le pertenecen; todo es testigo de Su grandeza. Es imposible que alguien sea igual a Al-lah en términos de ese atributo.

 

Al Gafur (El Absolvedor)

Él es el Que tiene mucho perdón.

Al-lah, el Exaltado, tiene mucha misericordia. No importa lo grandes o amplias que sean las faltas de un siervo, Su perdón las cubre todas. Él no humillará su honor.

Los habitantes de los cielos ven algunas cosas que el resto de las criaturas no pueden ver. El nombre Gafur se refiere a las faltas que están ocultas también para ellos.

 

Ash Shakur (El Recompensador)

Él es el Que recompensa las buenas acciones que son llevadas a cabo buscando Su satisfacción.

El agradecimiento significa devolver una buena acción con otra. El agradecimiento es el deber de un siervo hacia Al-lah, el Exaltado. Shakur se refiere a conceder un alto grado de recompensa a cambio de un pequeño acto de adoración, a otorgar innumerables dones en el Más Allá a cambio de las acciones realizadas en un limitado número de días en esta vida. No hay nadie excepto Al-lah que tenga tales características.

 

Al Aliyy (El Exaltado)

Él es el Que es exaltado en cada asunto.

Al-lah es grande y exaltado.

El significado real de ser Exaltado es el siguiente:

1 - Es imposible pensar en un ser más exaltado que Al-lah.

2 – No hay un ser que sea similar a Él. Él no tiene socio ni auxiliador.

3 – Él es libre de todo lo que no es compatible con Su gloria.

4 – Él es superior en información, juicio, voluntad y todos los otros atributos de perfección.

 

Al Kabir (El Más Grande)

Nadie es más grande que Él.

Al-lah, el Exaltado, tiene una grandeza infinita. Él es grande en todos los aspectos. No hay un límite a la perfección de Su Existencia. Toda la grandeza Le pertenece.

 

Al Hafiz (El Preservador)

Él es el que guarda y protege todo de los desastres y calamidades hasta que llegue un cierto tiempo.

Al-lah ha inspirado a todas las criaturas para que conozcan lo que les resulta dañino. Es la manifestación de Su nombre Al Hafiz. Un animal conoce las plantas dañinas para él y no las come sin necesidad de realizar ningún análisis químico.

El hecho de que las acciones de Sus siervos estén grabadas y protegidas para evitar que se pierdan es una de las manifestación del nombre de Al Hafiz. De este modo, la resurrección en el Más Allá y el ser llamado a rendir cuentas están estrechamente relacionados con el nombre de Al Hafiz.

 

Al Muqit (El Mantenedor)

Él es el que determina la comida y bebida de cada criatura y que envía Su sustento a los órganos y corazones.

Sin embargo, Ar Razzaq tiene un significado más amplio porque también incluye lo que no es comido o bebido.

 

Al Hasib (El Que tiene en cuenta todas las cosas)

Él es el Que conserva el registro de todo lo que todos los hombres hacen durante sus vidas con todo detalle.

Al-lah, el Exaltado, conoce cualquier cosa que pueda ser conocida así como las cantidades a través de los registros, sin necesidad de operaciones matemáticas y de forma clara y directa.

 

Al Yalil (El Majestuoso)

Él es el Señor de la Majestad y la Grandeza. Él es Que está cualificado con los atributos de la gloria.

La Majestad y la Grandeza pertenecen a Al-lah. Su personalidad es grande; también lo son Sus atributos. Sin embargo, esa grandeza no se refiere al tamaño o a la edad, como sucede con las cosas. No puede ser medida en el espacio o el tiempo.

 

Al Karim (El Generoso)

Él es Aquel Cuya generosidad y favor son los más abundantes.

Cuando Al-lah hace una promesa, Él la mantiene; cuando Él da, lo hace con abundancia; Él perdona, aunque tiene la autoridad para castigar.

 

Al Raqib (El Vigilante)

Él es el Que vigila a todos los seres. Él lo mantiene todo bajo Su control.

Al-lah, el Exaltado, es un testigo Que vigila todo lo que hacen los seres en todo momento. Nada le pasa inadvertido. Él ve todo y da a todos lo que les es debido en correspondencia con lo que hacen.

 

Al Muyib (El Que responde a las súplicas)

Él es el que oye los deseos de aquellos que apelan a Él y se los concede. Sin embargo, no está prometido que cada oración sea aceptada. Esto depende de la voluntad de Al-lah Todopoderoso, que puede aceptar una oración o no. Si Su sabiduría lo ve como necesario, Él acepta lo que Le es pedido en el mismo tiempo.

Si Él lo desea, otorga algo mejor a lo que Le ha sido pedido. O, si Él lo desea, Él acepta esa oración para el Más Allá y no concederá lo que Le ha sido pedido en este mundo.

Si Él lo desea, no aceptará tal petición en absoluto porque no es útil para Su siervo.

 

Al Wasi (El Que todo lo abarca)

Él es el Que lo abarca todo.

El conocimiento, la misericordia, el poder y el perdón de Al-lah son grandes y lo engloban todo. Nada puede ser ocultado a Su conocimiento. No hay límite a Su generosidad y dones.

 

Al Hakim (El Sabio)

Él es Aquel Cuya acción es pura sabiduría.

Al-lah es perfectamente sabio. Él no realiza acciones inútiles, sin significado o azarosas. Todos los mandatos y juicios Suyos tienen beneficios infinitivos y en todos los aspectos. Cada criatura que Él ha creado y cada acto que Él hace están relacionados con el orden del universo. No hay ningún incidencia ni acción que contradiga el orden general del universo.

 

Al Wadud (El Afectuoso)

Él ama a sus buenos siervos y derrama Su compasión sobre ellos. Él es el único Ser digno de ser amado.

 

Al Mayid (El Majestuoso)

Él es Aquel Cuya personalidad es honorable, Cuyas acciones son hermosas, y Que merece todo tipo de alabanzas.

Hay dos elementos importantes en el significado de ese nombre.

El Primero: Él es inalcanzable debido a Su grandeza y poder.

El Segundo: Él es alabado y amado debido a Su carácter elevado y Sus buenas acciones.

 

Al Baiz (El Resurrector)

Él devuelve la vida a los muertos y los saca de sus tumbas. Él saca lo que está oculto en los corazones.

En el Más Allá, Al-lah, el Exaltado, resucitará a la gente y la sacará de sus tumbas después de que hayan muerto y se hayan convertido en tierra. Él les reunirá, con sus cuerpos y espíritus, para rendir cuentas. Luego, Él les recompensará o castigará con sus espíritus y cuerpos.

 

Ash Shahid (El Testigo)

Él es el Que conoce los aspectos externos de los hechos y Que está presente en todas partes y observa todas las cosas.

Al-lah es un Alim, ya que lo conoce todo absolutamente. Él es Jabir ya que conoce los misterios y los aspectos internos de los hechos. Él es Shahid ya que conoce los aspectos externos de los hechos.

 

Al Haqq (La Verdad)

Él es Aquel cuya existencia permanece sin cambios.

La personalidad de Al-lah no acepta la no existencia. No experimenta cambios tampoco. Es sólo Al-lah el Que realmente existe.

 

Al Wakil (El Fiduciario)

Él es el Que toma a Su cargo los asuntos de aquellos que los realizan debidamente y los completa de la mejor forma.

Una persona a quien se pide que haga algo es llamada “fiduciario”. Al-lah es el mejor y más perfecto fiduciario. Él es el que cuida, dirige y administra los asuntos. Él no necesita un fiduciario en ninguno de Sus asuntos. Al-lah, el Exaltado, completa los asuntos de aquellos que confían en Él.

 

Al Qawiyi (El Más Fuerte)

Él es muy fuerte y muy poderoso.

Él es el Dueño de un enorme poder.

 

Al Matin (El Firme)

Él es muy firme y resistente. Él posee un poder intenso.

Él es Matin porque posee una gran firmeza y un poder intenso.

 

Al Waali (El Que ayuda)

Él es el Que es amigo de Sus buenos siervos.

Al-lah es el amigo de Sus queridos siervos. Él les ayuda. Él les alivia de sus preocupaciones y dificultades y les otorga una facilidad. Él les da éxito en sus buenas obras. Él les saca de todo tipo de oscuridad y les lleva hacia la luz. No hay temor y preocupaciones para aquellos que son los amigos de Al-lah. Ellos nunca temen cuando todo el resto lo hace.

 

Al Hamid (El Digno de Alabanza)

A Él pertenece toda alabanza y es al Único al que las lenguas de toda la creación alaban.

Hamd significa alabar al Gran Ser que posee el bien y alabarlo a través del respeto y el agradecimiento.

Cada ser glorifica a Al-lah, ya sea a través de sus estados o lenguas. Todas las alabanzas Le pertenecen. Él es el Único que es digno de respeto a través de la alabanza y el agradecimiento. Él es el Que posee los dones y el Que es digno de adoración.

 

Al Muhsi (El Calculador)

Él es el Que conoce el número de todas las cosas y las cuenta a todas ellas.

 

Al Mubdi (El Originador)

Él es el Que crea a todas las criaturas de la nada y sin modelo.

Mubdi significa invención en un sentido. El nombre Muid también significa invención. Si algo similar a una invención fue creado antes, la labra iada es utilizada. Si la invención es algo que no tiene similitud o modelo, la pasada ibda es usada.

 

Al Muid (El Restaurador)

Él es el Que recrea Sus criaturas después de haberlas aniquilado.

Cuando alguien haya completado su período de vida decretado para él y muere, nadie más sino Al-lah permanece. Sin embargo, en el Más Allá, Al-lah hace revivir a las personas que desaparecieron después de haber existido. Él las crea de nuevo. Luego, las llama a rendir cuentas.

 

Al Muhyi (El Que da la vida)

Él es el Que da la vida, vitalidad y salud.

Millones de seres humanos reciben la vida y nacen cada día, cada hora y cada segundo. Esto tiene lugar a través del mando, la creación y el permiso de Al-lah. Al-lah crea y da la vida a partir de la nada. Él crea cosas de la nada. Él puede revivir los muertos. Esto es llamado ihya, es decir, revivir. Es muy sencillo para Al-lah.

 

Al Mumit (El Que quita la vida)

Él hace morir a las criaturas vivas.

Al-lah determina un cierto tiempo de vida para cada criatura que Él ha creado. La muerte es algo seguro para los seres vivos. Es Al-lah el Que da la vida y la muerte.

Sin embargo, la muerte no significa la desaparición y el ir hacia la nada; es una transición desde una vida efímera y temporal hacia una vida permanente y eterna.

 

Al Hayy (El Siempre Vivo)

Él es el Que siempre está vivo y Aquel Cuya fuerza es suficiente para todo.

Al-lah, El Exaltado, no morirá. Él está siempre vivo. Él es el Que da la vida a los seres vivos.

Él está libre de todo tipo de limitaciones temporales, declive y errores.

 

Al Qaiyum (El Sostenedor de Todo)

Él es el Que sostiene los cielos, la tierra y todo.

Al-lah, el Exaltado, ha creado las causas para que todo se mantenga hasta que llegue su tiempo decretado. De este modo, todo permanece gracias a Al-lah.

 

Al Wayid (El Que encuentra)

Él es el Que no necesita nada. Sin embargo, Él encuentra lo que desea y cuando quiere. Él es el Que nunca está privado de las cosas que Él busca.

 

Al Mayid (El Glorificado)

Él es Aquel Cuya dignidad y gloria son grandes, y Cuya generosidad y munificencia son abundantes...

La generosidad y el favor de Al-lah hacia Sus siervos, que Le son agradecidos, son demasiado grandes para ser expresados o medidos. Así por ejemplo, Él hace que tengan una ética elevada y hagan buenas acciones y luego Él les premia debido a esas buenas acciones y a los distinguidos caracteres que ellos poseen. Él perdona sus errores y elimina sus malas acciones.

 

Al Wahid (El Único)

Él es el Único.

Él no tiene asociados ni equivalentes en Su esencia, atributos, acciones, nombres y decretos.

 

As Samad (El Eterno)

Él es el que no tiene principio ni fin. Él es el Eterno.

El tiempo no existe para Él.

 

Al Qadir (El Todopoderoso)

Él es el Que puede hacer lo que Él quiere cuando Él desea.

 

Al Muqtadir (El Que dispone todos los asuntos)

Él es el Que dispone a Su voluntad incluso en relación a las más fuertes y poderosas de Sus criaturas.

Al-lah tiene un poder absoluto e ilimitado sobre todo. Dado que Él tiene poder sobre todo, Él crea lo que desea y Él crea tanto poder y fuerza como quiere.

 

Al Muqaddim (El Que hace avanzar)

Él es el Que hace avanzar a quien Él quiere.

Al-lah creó a todos los seres. Sin embargo, Él hace que avancen sólo aquellos a quienes ha seleccionado. Él ha elevado a algunas personas sobre otras en términos de grado y en lo que se refiere a la religión o el mundo. Sin embargo, esa elevación y selección tuvo lugar porque los siervos lo merecieron debido a sus actos.

 

Al Muajjir (El Que pospone)

Él es el Que retrasa o pospone lo que Él quiere.

Al-lah adelanta o atrasa lo que Él quiere; Él algunas veces no completa los actos de Sus siervos cuando ellos quieren y los retrasa. Hay muchas razones y sabidurías en ello. Uno debería buscar e intentar comprender tales sabidurías.

 

Al Auwal (El Primero)

Él viene antes de cada ser. Él no tiene principio.

Al-lah estuvo antes que todos los seres. No hubo nada antes de Su existencia. Él no tuvo principio.

 

Al Ajir (El Último)


Él es el Que no tiene fin.

Todo camina hacia un fin y discurre hacia la aniquilación. Sólo Él permanece. Su existencia no tiene fin. No hay principio ni fin para Él.

 

Az Zahir (El Manifiesto)

Él es el Que es Manifiesto. Él es conocido por las evidencias definitivas que apuntan a Su existencia.

La Existencia de Al-lah es más obvia que todo. Cada objeto que vemos, cada canción que oímos, todo lo que tocamos, todo lo que probamos con nuestras lenguas, todo lo que olemos, todos los significados que estudiamos; en resumen, todo lo que hemos percibido hasta ahora, ya dentro o fuera de nosotros, es un testimonio de Su existencia, unidad y de los atributos de la perfección.
 

Al Batin (El Oculto)

Él es el Que está oculto. El es el Que no puede ser comprendido a través de los sentidos.

La existencia de Al-lah es, a la vez, evidente y oculta.

Es evidente porque los hombres, aún sin ojos, pueden sentir las evidencias y signos que nos informan acerca de Su existencia, e incluso los sordos pueden oír cómo las cosas testimonian la realidad del Ser Supremo.

Está oculta porque no podemos comprender Su esencia. Sin embargo, conocemos Su existencia definitivamente.

 

Al Wali (El Que gobierna todo)

Él es el Que gobierna los asuntos de los seres.

Él es el Que administra este vasto universo y todos los fenómenos pasajeros.

Al-lah es el único y mayor gobernador que gobierna a todos los seres. La administración de los otros gobernadores y soberanos se realiza con Su permiso. Y su gobierno y administración de éstos son incompletos.

El gobierno y las medidas de Al-lah son ilimitados, reales y genuinos. Todo está bajo Su mando y así continuará siendo. Nada ocurre en Su propiedad sin Su conocimiento.

 

Al Muta´ali (El Sublime)

Él es Exaltado en cada aspecto, mucho más allá de lo que la mente de Sus criaturas pueda entender.

Así por ejemplo, se dice lo siguiente sobre un hombre rico: “Este hombre puede convertirse en pobre mañana” y puede llegar a ser pobre aunque hubiera sido rico. Sin embargo, es imposible pensar acerca de tales posibilidades en relación a Al-lah. Él es libre de todas las formas de imperfección, debilidad, errores y fallos.

 

Al Barr (El Bondadoso)

Él es el Que trata a Sus siervos con tolerancia y Cuya bondad y amabilidad son ciertamente muy grandes.

Al-lah siempre quiere la facilidad y el confort para Sus siervos. Él no quiere la dificultad para ellos y a Él no le gustan aquellos que causan problemas. Él perdona las malas acciones cometidas y las cubre. Él da al menos 10 recompensas por cada acto bueno. Si el siervo trata de hacer una buena acción pero no la realiza, Al-lah la considera como hecha y da la recompensa por ella. En cambio, Él no castiga las malas acciones a menos que se cometan.

 

Al Tauwab (El Que acepta el arrepentimiento)

Él es el Que acepta el arrepentimiento y perdona los pecados.

 

Al Muntaqim (El Vengador)

Él es el Que inflige un castigo severo a los que hacen el mal.

Al-lah posee la venganza. Él es el Que derrota a los rebeldes, castiga a los asesinos y rebaja a los transgresores.

 

Al Afuu (El que erradica los pecados de quien se arrepiente)

Él es el Que perdona mucho.

Al-lah borra los pecados. Él los considera como nunca hubieran sido cometidos.

Éste nombre es similar al de Al Gafur. Sin embargo, existe una ligera diferencia. Gufran significa cubrir los pecados. Afu significa borrarlos. Borrar algo es mejor que cubrir.

 

Ar Rauf (El Clemente)

Él es el Que es muy clemente y compasivo.

Los favores, la generosidad y la compasión de Al-lah hacia los seres, en especial hacia los seres humanos, son demasiado amplios y enormes para expresarlos o medirlos.

 

Al Malik ul Mulk (El Propietario de Todo)

Al-lah es tanto el propietario como el gestor de todas las propiedades. Él gestiona su propiedad como Él desea. Nadie tiene el derecho de oponerse y criticar Su gestión.

Él da a quien Él desea y toma lo que Él quiere de quien Él desea. Él no necesita socios o asistentes en el manejo de Su propiedad.

 

Dhul al Yalali wa´l Ikram (El Poseedor de la majestuosidad y la generosidad)

Él es el Que posee grandeza y una magnanimidad gentil.

Yalal significa grandeza y nobleza. Toda la superioridad que indica grandeza pertenece a Al-lah.

Al-lah es también el Dueño de una gran generosidad. Los numerosos e ilimitados dones que continuamente fluyen hacia las criaturas son una gracia y concesión de Al-lah. Nadie tiene ningún derecho a ni siquiera la más ligera cantidad de tales dones.

 

Al Muqsit (El Equitativo)

Él es el Que hace todo con el mayor equilibrio y armonía.

Él es el Que tiene misericordia de los oprimidos y los protege de los opresores.

 

Al Yami (El Reunidor)

Él es el Que junta lo que Él quiere, cuando quiere y donde quiere.

Él trae y reúne las cosas que se parecen o no unas a otras y las cosas que se oponen las unas a las otras, y las hace vivir juntas.

Él reúne a las cosas opuestas como el frío y el calor, la sequedad y la humedad.

Al-lah es el Que reúne de nuevo los átomos de nuestros cuerpos que decayeron y se dispersaron en el agua, el aire y el suelo. Él es Que va a reconstruir nuestros cuerpos.

 

Al Gani (El Opulento)

Él es infinitamente rico y completamente independiente.

Él no necesita nada y es el Que no tiene que pedir nada a nadie ya que Él lo tiene todo con Él.

 

Al Mugni (El Enriquecedor)

Él es el Que enriquece a quien Él quiere.

Al-lah, el Exaltado, hace a quien Él quiere rico y que viva como una persona rica toda su vida. Y hace a quien Él quiere pobre, y que viva como una persona pobre toda su vida.

Él hace que algunos de Sus siervos ricos se conviertan en pobres y algunos pobres en ricos.

“En el Día del Juicio, no se pedirán cuentas sobre la pobreza y la riqueza; pero sí se pedirán cuentas sobre la paciencia mostrada contra la pobreza y la gratitud mostrada por la riqueza.

La cuestión no es ser muy pobre o muy rico, sino el mostrar paciencia o gratitud. (Yahia bin Muadh).

 

Al Mani (El que priva)

Él es el Que impide que algo suceda.

Tenemos muchos deseos, algunos de los cuales son buenos y otros malos; ellos aparecen unos detrás de otros. Ellos no terminarán antes de que muramos. Continuamos trabajando con el fin de satisfacerlos. Cada deseo depende de algunas causas y estas causas dependen, a su vez, del mando de Al-lah, que es Al Mani y Al Muti. Al-lah, el Exaltado, puede hacer que las causas que una persona desea ocurran de inmediato. Ése es el significado de Su nombre Al Muti.

Al-lah, sin embargo, no permite que algunos deseos se cumplan. Entonces, las causas que la persona desea no tienen lugar, no importa lo duro que ella lo intente. Ésta es la manifestación de Su nombre Al Mani.

El impedir los desastres y las desgracias que afectan a Sus siervos es también es una manifestación de Su nombre de Al Mani.

 

Al Darr (El Creador de lo que Hace Daño)

Él crea las cosas que causan daño y dolor.

An Nafi (el Creador de lo Bueno)

Él es el Que crea las cosas que producen ventajas y beneficios.

Es Al-lah el Que crea las cosas útiles y las dañinas, el Que crea lo bueno y lo malo. El hombre recibe buenas cosas y malas cosas en base a algunas causas, pero esas causas no son  las creadoras últimas de dichas ventajas y de los daños.

 

An Nur (La Luz)

Él es Que proporciona luz a todos los mundos, el Que ilumina los rostros, mentes y corazones de Sus siervos.

Esa luz que ilumina todas las cosas se proviene de la luz de la personalidad de Al-lah porque Él es la Luz de los cielos y de la tierra.

Cada partícula que el sol ilumina es la prueba de la existencia del sol; de igual modo, la iluminación vista en cada partícula del universo es la prueba de la existencia del Creador de esa iluminación.

 

Al Hadi (El Creador de la Guía)

Él es el Que crea la guía.

Él es el Que permite a aquellos que a Él le gustan de entre Sus siervos seguir caminos buenos y beneficiosos para obtener el éxito y alcanzar lo que ellos quieren.

Él es el Que enseña a cada criatura lo que precisa y lo que necesita hacer.

La guía es la acción de Al-lah de mostrar las vías del bien y la felicidad a Sus siervos para que ellos alcancen sus objetivos a través de Su bendición y generosidad, y de guiarlos hacia esas vías. El mostrar únicamente las vías y las causas de las vías del bien es llamado irshad (guía) y el hacerles caminar en esas vías hasta que alcancen sus objetivos es llamado taufiq (éxito).

 

Al Badi (El Incomparable)

Él es el Que no tiene modelo ni igual y Él es que lleva a la existencia reinos de maravillas asombrosas.

Él es inigualable en términos de Su personalidad y atributos.

Badi significa “mubdi”, es decir, el que inventa algo que no tiene modelo ni igual.

 

Al Baqi (El Que no tiene fin)

Él es Aquel Cuya existencia no tiene fin.

Este nombre se refiere al “mantenimiento de la existencia”. El mantenimiento de la existencia significa no tener un principio ni un fin.

Al-lah, el Exaltado, es llamado Al Qadim porque no tiene principio y Al Baqi porque no tiene fin. Los nombres Al Azali y Al Abadi son similares en significado.

La existencia de Al-lah no está incluida en la noción de tiempo. El tiempo se refiere a un flujo que discurre hacia la eternidad. El universo terminará; el tiempo se acabará, pero Al-lah es Al Baqi.

 

Al Wariz (El Heredero)

Él es el Dueño Real de todas las riquezas cuando los propietarios de las riquezas desaparecen con las manos vacías.

Al-lah, el Exaltado, es el dueño real y el heredero real de todas las propiedades. Tanto las propiedades como la herencia de la gente son temporales y tienen un período de tiempo limitado. El heredero real de las propiedades es Al-lah, Que es el poseedor de todas ellas. En el Día del Juicio, todos los seres vivos morirán y todas las propiedades serán dejadas para Él.

 

Ar Rashid (El Maestro Infalible)

Él es el Que gobierna todas las cosas de acuerdo a Su plan eterno guiándolas con orden y sabiduría hacia su último destino.

Él es el Que pone todo en su lugar. Él pone todo en orden de una forma perfecta.

El nombre Ar Rashid tiene dos significados:

1 – El Que muestra el camino recto y seguro. En este sentido, tiene el mismo significado que Al Hadi.

2 – Aquel Cuyas obras no son, en ningún caso, vanas o inútiles. Él es el Que nunca se equivoca en ninguna de Sus medidas; ninguna de Sus apreciaciones carece de sentido.

 

As Sabur (El Paciente)

Al-lah nunca se apresura a hacer algo antes de su debido tiempo. Él se toma algún tiempo para hacer las cosas que hace y las realiza tomando como base las leyes que Él ha impuesto cuando son de aplicación.

Él no derrocha el tiempo, como hace una persona perezosa. Tampoco intenta hacer algo antes de su debido tiempo, como hace una persona con prisa. Por el contrario, Él hace las cosas en el momento oportuno.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 2 times
In order to make a comment, please login o register