¿Por qué es el Islam la religión verdadera?

The Answer

Dear Brother / Sister,

“Ciertamente, la Religión, para Al-lah, es el Islam. Aquéllos a quienes se dio la Escritura no se opusieron unos a otros, por rebeldía mutua, sino después de haber recibido la Ciencia. Quien no cree en los signos de Al-lah,... Al-lah es rápido en ajustar cuentas.” (3:19)

La religión significa “el retorno en forma de recompensa o castigo” y ella expresa la relación entre el siervo y el Que posee el Poder. Varias definiciones sobre la religión han sido realizadas. No obstante, existen diferencias básicas entre las definiciones de los eruditos occidentales y las de los sabios musulmanes. Existen también serias discrepancias en las opiniones de ambas partes sobre la fuente de la religión.

Según la opinión islámica, la religión es el conjunto de reglas que guían al hombre para que éste pueda vivir de acuerdo al propósito para el que ha sido creado y alcance ese objetivo en una forma disciplinada. La religión regula la relación, basada en los mandatos divinos, entre el dominio y señorío de un lado y la obediencia y la sumisión del otro. Sin embargo, el verso citado del Corán deja claro que el valor de dicha sumisión está condicionado a que ella sea voluntaria. En otras palabras, según el concepto islámico de la religión, ésta última es el pilar que dirige a los hombres de entendimiento hacia las buenas obras y la felicidad por medio de su propio deseo y voluntad. Ella está basada en las leyes divinas que regulan los actos de los hombres en base a su propia decisión.

Este verso es el primero que incluye el término “Islam” en el Sagrado Corán. El significado de Islam en el diccionario es “ser devoto de, obedecer, someterse y estar en paz”. De forma más precisa, el Islam significa “aceptar con toda la existencia de uno todas las cosas que el Profeta Mohammad (PB) declaró con respecto a la religión, y manifestar que uno se encuentra en un estado de sumisión a Dios”. Así pues, el Islam es el nombre de la auténtica religión que fue revelada a través del Profeta Muhammad. Una persona que sigue la religión del Islam se llama “muslim” (musulmán) en árabe y “musalman” en persa. En turco, las palabras “Islamiyet” y “Muslumanlik” son utilizadas para designar la religión y “musluman” para referirse a la persona que la sigue.

Dado que todas las religiones están basadas en la unidad de Al-lah, la religión del Islam que el Profeta Muhammad trajo y las religiones declaradas por otros profetas son básicamente la misma. Sin embargo, según algunos sabios islámicos, expresiones tales como “la religión del Islam” y “la comunidad musulmana” sólo pueden ser usadas para referirse a la religión revelada a través del Profeta Muhammad y sus miembros. Incluso aunque el Islam se muestra de acuerdo en lo fundamental con las otras religiones verdaderas, esta religión posee algunos atributos específicos y algunos decretos peculiares revelados para la comunidad que la sigue.

Un grupo de sabios considera posible que las anteriores religiones sean llamadas también “Islam”. Según ellos, en el Sagrado Corán existen algunos versos que apoyarían esta opinión: la respuesta de los apóstoles de Jesús en la que ellos dijeron: “Damos testimonio de que somos musulmanes”, la declaración sobre Abraham de que “Él era un musulmán hanif” y la frase: “Él os denominó “musulmanes” antes y ahora”. Todas estas citas serían ejemplos que apoyan lo anterior. Sin embargo, los que tienen una opinión contraria afirman que este tipo de descripciones se refieren únicamente a los profetas.

En nuestra opinión, en los libros divinos, a excepción del Sagrado Corán, no se menciona un nombre para los seguidores de los mismos. Nombres tales como Judaísmo o Cristianismo surgieron más tarde. En el Corán aparece una expresión que dice claramente que “Verdaderamente, la religión para Al-lah es el Islam”. En este sentido hay que decir que aunque la religión declarada por el Profeta Muhammad tiene reglas específicas, la insistente mención que existe en el Corán de que el Islam aprueba las declaraciones de los profetas anteriores muestra que lo que ellos proclamaron estaba dentro de la esfera de la era de esta religión. Sin embargo, el perfeccionamiento de las doctrinas de los anteriores profetas, debido a la sabiduría divina, sólo pudo alcanzarse a través del Mensaje transmitido al Profeta Muhammad.

De este modo, la única forma de lograr la satisfacción de Al-lah Todopoderoso es creer en todas las cosas que Él proclama. El objetivo último es lograr un acuerdo entre todos los buscadores de la verdad dentro de los límites que Al-lah Todopoderoso aprueba. Es, sin embargo, inevitable que una declaración divina referida a un período concreto reflejara la mentalidad y la consciencia de la humanidad en ese tiempo.

Algunos sabios islámicos hablan de “comunidad que cumple” y “comunidad invitada”. La primera se refiere a la comunidad que muestra una voluntad de someterse a lo que el Profeta Muhammad declaró claramente, y la segunda designa al grupo potencial que no ha alcanzado ese nivel, sino que está en un nivel anterior y en un período de reflexión acerca de la aceptación del auténtico mensaje divino.

Cabe señalar también que al compararlo con los nombres de “Judaísmo” y “Cristianismo”, algunos autores occidentales han denominado al Islam con el nombre restrictivo de “Mahometanismo”, lo que no es apropiado porque está muy lejos de reflejar lo que es el Islam y lo sitúa al mismo nivel engañoso que los dos anteriores.

A este respecto, hay que decir que todos aquellos que hayan vivido en cualquier tiempo o lugar y que hayan sido capaces de abstenerse de atribuir asociados a Al-lah pueden ser denominados “musulmanes”, según la comprensión del Corán. Si adoptamos este significado amplio veremos que el Islam (el ser musulmán) expresa una sumisión a Dios con el corazón, la lengua y el comportamiento. La sumisión más importante y valiosa de todas ellas es la que se realiza con el corazón. En el Corán, se ve que la palabra Islam es también utilizada para designar la sumisión a Dios que no ha alcanzado aún el nivel de creencia.

La expresión “aquellos a los que se dio la Escritura” ha sido generalmente entendida como equivalente a la expresión “Gente del Libro”. La palabra “Ciencia” se refiere en el verso citado a la “revelación y pruebas explícitas”. En dicho verso, la declaración acerca de las disputas que se produjeron entre la Gente del Libro después de que ellos hubieran recibido la revelación y las pruebas indica que fueron informados del mensaje divino en forma suficiente y aunque no tenían excusa en este punto, cayeron en disputas y se opusieron unos a otros debido a sus propios caprichos y por pensar sólo en su beneficio y sus pasiones mundanas. La expresión “por rebeldía mutua” se refiere, según algunos, a los judíos o a los cristianos o a ambos.

A la luz del conocimiento histórico puede decirse que en lugar de progresar en el camino de la paz y la civilización, utilizando para ello la ilustración que la revelación divina proporcionó, las comunidades que la recibieron dejaron de lado el sentido común, debido a sus deseos e intereses personales, y se dividieron en grupos religiosos enfrentados. A pesar de las advertencias divinas, los musulmanes han caído en ese mismo error, lo que ha supuesto un obstáculo importante en el cumplimiento de la misión de transmitir el divino mensaje a la humanidad y la adquisición del lugar que les corresponde en el mundo.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 6 times
In order to make a comment, please login o register