¿Por qué escoger el Islam?

The Answer

Dear Brother / Sister,

Todas las religiones están basadas en los mismos principios básicos y ponen el énfasis en las mismas realidades. Cada Profeta que fue enviado por Al-lah actuó como si fuera la continuación y el complemento del profeta anterior, repitió el mensaje de su predecesor, lo completó basándose en la situación y condiciones de su tiempo, clarificó los temas que necesitaban una explicación, renovó los asuntos que necesitaban ser renovados y estableció las medidas punitivas básicas, según las necesidades y condiciones de aquel período. Estos asuntos de unidad de Dios, profecía, resurrección después de la muerte y adoración fueron los temas primarios que todos los profetas trataron.

El mensaje del Corán es la continuación de la revelación que comenzó con Adam (Adán), que fue el primer hombre y el primer profeta. La esencia de todas las religiones, para Al-lah, es el Islam.

“La Religión para Al-lah es el Islam (sumisión a Su voluntad)” (3:19)

Los profetas, que fueron enviados en diferentes épocas y lugares, no se opusieron los unos a los otros. El Profeta Muhammad (PB) no rechazó a ninguno de ellos tampoco.

“El Enviado cree en cuanto le ha sido revelado por su Señor, y lo mismo los creyentes. Todos ellos creen en Alá, en Sus ángeles. en Sus Escrituras y en Sus enviados. No hacemos distinción ente ninguno de Sus enviados. Han dicho: "Oímos y obedecemos. ¡Tu perdón, Señor! ¡Eres Tú el fin de todo!" (2:285)

“Di: “Creemos en Al-lah y en lo que se nos ha revelado,en lo que se ha revelado a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y las tribus, en lo que Moisés, Jesús y los profetas han recibido de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y nos sometemos a Él".” (3:84)

Por el contrario, el Profeta Muhammad (PB) fue la continuación y el complemento de todos los profetas anteriores. Sin embargo, hay una diferencia. Él es el último profeta y no habrá ningún profeta después de él. De este modo, él fue el que completó el Mensaje Divino y posee, así, una dimensión universal.

Al-lah, que creó al hombre, le conoce en todos sus detalles y cubre sus necesidades, envió Su mensaje a la gente en cada época y lo completó con el Profeta Muhammad. De este modo, no habrá más profetas después de él, no habrá ningún cambio en la revelación y los hombres deberán obrar en base a esta última revelación.

“Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia en vosotros y Me satisface que sea el islam vuestra religión.” (5:3)

“Si alguien desea una religión diferente del islam, no se le aceptará y en la otra vida será de los que pierdan”. (3:85)

“Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros varones,  sino el Enviado de Al-lah y el sello de los profetas. Al-lah es omnisciente”. (33:40)

La religión del Islam contiene todos los principios que hacen al hombre espiritual y materialmente perfecto y que aseguran su felicidad y salvación. El Islam conduce a los individuos y las comunidades que lo siguen hacia la felicidad desde la gracia y a la perfección desde la felicidad. concede gran importancia a la protección de la vida. castiga severamente a aquellos que intentan dañar la paz dentro de la comunidad, ordena la unidad y la solidaridad y protege la vida social de la anarquía y el terror.

El Islam presenta una ética elevada a la gente y les hace beneficiarse de ella en todos los aspectos. Cada uno de ellos posee miles de beneficios y curas para las enfermedades materiales y espirituales. La religión del Islam está basada en el conocimiento y la sabiduría. De este modo, ella guía a la gente sana hacia las buenas acciones y la felicidad haciéndoles utilizar su buena voluntad. Considera la ignorancia como el mayor enemigo y guía a la gente hacia la meditación y la sabiduría. Es necesario tomar en consideración el estado del mundo antes y después de la Era de la Bendición para comprender lo grande que ha sido la misericordia de la religión del Islam para con la humanidad.

Antes del Islam, todo el mundo sufría la opresión de la ignorancia y la aberración, el terror y la anarquía. Este salvajismo y terror, que afectaron al mundo profundamente, también aprisionaba a los habitantes de la Península Arábiga. Algunos de ellos estaban orgullosos de enterrar vivas a sus hijas. Ellos creían en supersticiones, adoraban a ídolos que habían fabricado con sus propias manos e imploraban su ayuda.

En aquel período oscuro, la luz del Corán ascendió como el sol desde una esquina de la Península Arábiga. Hizo añicos las capas más intensas de incredulidad y opresión, deslumbró los ojos con su brillante manifestación, limpió los espíritus con su gracia y guía, eliminó la opresión y estableció la justicia, borró el odio y la enemistad de los corazones y colocó el amor, la compasión y la misericordia en ellos.

Este efecto del Corán no se limitó a la Era de la Bendición, en que fue revelado. Cualquier nación que aceptó el Islam y lo puso en práctica después de aquel período hizo progresos y logró un desarrollo en la ciencia, el comercio y la economía, sirviendo de modelo para otras naciones. Los más brillantes ejemplos de ello son las civilizaciones de Andalucía y el Imperio Otomano.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 7 times
In order to make a comment, please login o register