¿Puede el Islam, que vino hace varios siglos, responder a las cuestiones de nuestra era y satisfacer sus necesidades?

The Answer

Dear Brother / Sister,

La Colección de Risale-i Nur señala que el propósito de la revelación del Corán es doble:

Enseñar la verdad sobre la Esfera del Dominio y las formas de la Esfera de la Servidumbre (o adoración). Cuando hablamos de la Esfera del Dominio, nos referimos a la persona, los atributos, las acciones y los nombres de Al-lah (SWT). El Corán ha presentado a Al-lah (SWT) a los seres humanos y ha protegido a éstos de todo tipo de supersticiones (falsas creencias).

En lo que se refiere a la Esfera de la Servidumbre, ella se refiere a las obligaciones de los seres humanos hacia Al-lah (SWT). ¿Qué es lo que Al-lah ha ordenado y prohibido? ¿Qué acciones y qué actos obtienen Su satisfacción y cuáles causan Su ira? Las respuestas a estas preguntas han sido dadas maravillosamente por el Corán.

En ambas esferas, la mente humana no tiene una sola palabra que decir. En ambas esferas no puede haber un efecto del tiempo. Al-lah existe con Su persona y atributos como Él existía en la pre-eternidad.

En el tiempo de los anteriores profetas, en diferentes siglos, existieron diferentes enfoques en lo que se refiere al comportamiento y actuación de los seres humanos. Pero esto cambió cuando la humanidad alcanzó un punto en el que todos podían extraer lecciones de un solo profeta y ser disciplinados por un solo Libro.

Este tipo de debates u objeciones se refieren en gran medida a los comportamientos y la moralidad. Las objeciones sobre la validez actual de las enseñanzas islámicas son hechas por personas que están acostumbradas a la degeneración de la vida moderna y que ven que las enseñanzas coránicas no se adecúan al tipo de sociedad corrupta en la que ellos viven y que ellos aprecian. De este modo, realizan este tipo de afirmaciones.

Las verdades no cambian según cambian las personas. La verdad es la que es. Los hombres deberían de intentar averiguar cuál es esta verdad y seguirla, y no tratar de cambiarla según sus caprichos o intereses.

Pongamos dos ejemplos. El Corán ha prohibido el alcohol y el interés. Nadie excepto aquellos que son adictos (en el caso del alcohol) o que se benefician (en el caso del interés) pueden afirmar que estas cosas son buenas y útiles. En un país o un siglo determinados, si la mayoría de la gente bebe alcohol o utiliza el interés, esto no significa que el Corán no esté dirigido también a ese país o siglo. Por el contrario, esto significa que ellos están lejos de ser aquellos de los que habla positivamente el Corán, que están muy alejados del camino recto y que sus vidas han degenerado.

Lo mismo cabe decir de otros puntos de vista similares.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 3 times
In order to make a comment, please login o register