¿Qué es el ayuno? ¿Cuál es el decreto religioso del ayuno?

The Answer

Dear Brother / Sister,

El ayuno significa no comer, beber o tener relaciones sexuales durante el período comprendido entre el tiempo del fayar sadiq (el segundo/real fayar, es decir el tiempo del día cuando empieza a clarear en el horizonte antes de la salida del sol) y el atardecer.

El ayuno es llamado también imsak. Imsak significa mantener el alma/ego apartados de las cosas que uno desea y no hacerlas. El antónimo de imsak es iftar, que significa romper el ayuno.

El Decreto Religioso del Ayuno

El ayuno es uno de los cinco pilares del Islam. Al mismo tiempo es uno de los grandes signos del Islam. Fue hecho fard (obligatorio) en Medina un año y medio después de la Hégira (Emigración de Meca a Medina) y en el día 10 de Shaban. Su obligación ha sido establecida por el Libro (el Corán), la Sunnah (la práctica del Profeta) y el Iyma (consenso de la ummah/comunidad de los ulemas/sabios del Islam).

En el Corán se declara lo siguiente:

“¡Creyentes!; Se os ha prescrito el ayuno, al igual que se prescribió a los que os precedieron. Quizás, así, temáis a Alá.” (2:183)

El ayuno es también una adoración corporal como la oración obligatoria. La prominente cualidad de esta forma de adoración es lo que mantiene a la gente alejada de los males y que anula los excesivos deseos y caprichos del alma. En un hadith se declara lo siguiente:

“El ayuno es un escudo (que protege a los seres humanos de los deseos lascivos y los males). La persona que ayuna no debe pronunciar malas palabras y debe responder a aquellos que quieren luchar con él/ella diciendo: “Estoy ayunando”.

Dado que el ayuno protege a los seres humanos de las malas inclinaciones, el Mensajero de Al-lah aconsejó a los hombres jóvenes que ayunen con el fin de aliviarse de la presión de los impulsos sexuales. Es un hecho científicamente aceptado que el ayuno ayuda a calmar los deseos lujuriosos.

Cuando el mes de ayuno se aproxima, ocurre un decrecimiento general en el númeo de delitos cometidos en la comunidad. Los males se reducen al mínimo. Por el contrario, las buenas acciones se incrementan. Entre los individuos se produce una cordial unidad y se genera un afecto mutuo. La ayuda mutua y la solidaridad se incrementan también. El Mensajero de Al-lah (PB) explica la razón del efecto social del ayuno en el siguiente hadiz:

“Cuando Ramadán, el mes del ayuno viene, las puertas del Paraíso se abren y las puertas del Infierno se cierran y todos los demonios están encadenados”.

El gran mérito y valor que el ayuno tiene a la vista de Al-lah se explica en el siguiente hadiz qudsi:

“Todos los buenos actos y los actos de adoración que los seres humanos realizan son para sí mismos (hay una preocupación de obtener un placer y beneficio en ellos). Sin embargo, el ayuno no es así. El ayuno es un acto de adoración realizado sólo para Mi aceptación. Y yo otorgaré su recompensa.”

En otro hadiz qudsi se declara:

“Para cada buena acción hay una recompensa de diez a setecientas veces. Sin embargo, la recompensa del ayuno no es dada según ese criterio. Dado que él es para Mí, soy Yo sólo quien dará su recompensa”.

Así pues, para cada buena acción y acto de adoración hay una cierta zawab (recompensa por las buenas acciones que será otorgada en el Día del Juicio) y que va desde las 10 a las 700 el valor de la acción. Para el ayuno, sin embargo, la recompensa es infinita. Y  Al-lah no dejará a sus ángeles valorar esta recompensa, sino que Él mismo lo hará. Por esta razón, en el Día del Juicio los creyentes hallarán una gran cantidad de recompensa por su ayuno hasta un punto que nunca hubieran esperado.

El Mensajero de Al-lah dijo también lo siguiente­:

“Existen dos alegrías para la persona que ayuna. La primera es la alegría a la hora del iftar (cuando él o ella pueden romper el ayuno al atardecer). La otra es la alegría del ayuno (su recompensa) cuando él o ella encuentren a su Señor.”

En algunos hadices la gran virtud y el honorable estatus de los ayunantes se expresan de la siguiente manera:

“Existe una puerta en el Paraíso llamada Rayyan. En el día del Juicio sólo aquellos que ayunaron pueden entrar por esa puerta (al Paraíso). Nadie más podrá entrar a través de ella. (En el Día del Juicio) se hará una llamada: “¿Dónde están aquellos que ayunaron? Aquellos que ayunaron que se levantan y entren. Después de que ellos hayan entrado, la puerta se cerrará. Desde entonces en adelante, nadie más podrá entrar por dicha puerta.”

“Juro por Al-lah que el olor de la boca del que ayuna es más agradable a los ojos de Al-lah que el olor del almizcle”.

La oración de tres personas no es rechazada:

- La de la persona que ayuna hasta que toma el iftar (la comida que se ingiere al atardecer para romper el ayuno).

- La de un jefe de estado justo y equitativo.

- La de los oprimidos o los que son objeto de una injusticia.

Temas İslamicos

In order to make a comment, please login o register