¿Qué hay que hacer para practicar el Islam bien?

The Answer

Dear Brother / Sister,

Una persona debe basar su vida religiosa en la Sunnah del Profeta, no en su propia mente y razón. Es decir, debe saber cuál fue la forma en la que el Profeta practicó la religión y lo que él aconsejó a su ummah.

¿Es el Islam sólo una religión teórica sin práctica? Debes encontrar respuestas a esas preguntas aquí y tratar de practicar el Islam sometiéndote a Al-lah.

Cuando mencionamos el Islam, la primera cosa que nos viene a la mente es el Corán y la vida del Profeta. Al-lah envió un libro que contiene Sus órdenes y prohibiciones así como un profeta que practicó los contenidos de ese Libro. De este modo, la forma de convertirse en un buen musulmán es obedecer al Corán y al Profeta (PB). El tomar al Profeta, que es el Corán viviente, como ejemplo es algo que a Al-lah le agrada mucho. En realidad, Al-lah declara lo siguiente en el Corán: “Di: "Si amáis a Al-lah ,¡seguidme! Al-lah os amará y os perdonará vuestros pecados.” (3:31).

En un hadiz transmitido por Abu Daud, el Profeta (PB) dijo: “¡Tened cuidado! En un próximo futuro, algunas personas dirán que el Corán es suficiente para nosotros. Sin embargo, yo he recibido tanto o dos veces tanto conocimiento como el Corán”. De este modo, él quiso decir que el Corán no sería comprendido plenamente sin la Sunnah del Profeta.

En lo que respecta a los decretos que los sabios islámicos extraen del Corán, tenemos el siguiente verso, que es muy claro, con respecto a este asunto: “Si lo hubieran referido al Enviado y a quienes de ellos tienen autoridad, los que deseaban averiguar la verdad habrían sabido si dar crédito o no.” (4:83).

De este modo, se pide a aquellos que tienen autoridad que refieran los asuntos al Profeta. La existencia de las cuatro escuelas (madhhabs) es una explicación de este verso.

Para resumir, la forma de aprender el Islam bien y practicarlo es actuar de acuerdo al Corán, a la Sunnah y a los decretos extraídos por los sabios islámicos de estas dos fuentes.

Para investigar otras religiones y puntos de vista opuestos al Islam es necesario que aprendamos nuestra religión de una forma profunda y correcta primero. ¿Es razonable buscar la belleza en el cubo de la basura de nuestro barrio antes de construir los cimientos y las paredes de nuestra casa de una forma sólida?

Esto no quiere decir que no hay nada bueno en ellas, pero cabe decir que si pasamos a través de una habitación llena de gas venenoso necesitamos una buena máscara. De otro modo, seremos gaseados. Si queremos investigar algunas cosas venenosas y dañinas contenidas en otras religiones, necesitamos una buena máscara que nos proteja de todo tipo de gases y malas influencias. Es decir, necesitamos una buena y sólida creencia religiosa para que tales puntos de vista no nos influyan y nos dañen.

La única forma de encontrar a Dios y la verdad es creer en el Corán y actuar de acuerdo a él porque el Corán es un Libro enviado por Al-lah con el fin de guiar a la humanidad hacia la verdad y el bien absoluto. Es el Corán el que mostrará al hombre las bendiciones de este mundo y del otro mundo y hará al hombre maduro. Él invita al hombre a la creencia y la unidad, la adoración y la servidumbre (a Al-lah), la hermandad y el amor. Establece los mejores criterios con respecto a la creencia y los actos virtuosos. De este modo, puede decirse que el Islam fue construido en base a los criterios del Corán.

No hay verdad fuera de las magníficas e inquebrantables normas del Islam y no hay necesidad de buscarla. Cualquier cosa que el Corán considera buena y aprueba es auténtica. Lo que considera malo y rechaza es falso. El Islam, que fue establecido por el Corán, rechaza las viejas creencias erróneas, las supersticiones, la deshonra y la prostitución. Todos los musulmanes necesitan conocer las realidades sagradas relativas al credo, la adoración, la ética, lo halal, lo haram, el recuerdo de Al-lah, las ideas y el amor contenidas en el Corán.

Los versos del Corán son lo suficientemente claros para convencer a todo el mundo. La gente ordinaria ama la sencillez de su estilo; los sabios y científicos admiran su fluidez y retórica. “Sin duda, en el recuerdo de Al-lah hallan los corazones una satisfacción”. Los pensadores de todos los niveles satisfacen su necesidad de creencia en el Corán.

El Corán anima al hombre a meditar y ha dado al hombre los criterios para hacerlo. La gente ha sido capaz de leer el Libro del universo a través de los criterios que el propio Corán ha enseñado; ha descubierto las realidades ocultas que hay en él y ha encontrado a Su Creador y Señor a través de él. Es una antorcha divina dada a la mente para iluminar la oscuridad y desterrar las formas de vida tormentosas. El sol ilumina el mundo material y el Corán fue enviado para iluminar el mundo espiritual.

Lo siguiente se declara en el Corán: “Este Corán dirige a lo que es más recto” (17:9).

Es necesario seguir las leyes de una ciencia para tener éxito en dicha ciencia. Del mismo modo, es necesario aceptar los principios del Corán y de la Sunnah para encontrar la verdad.

El hombre puede conocer la personalidad y atributos de Dios el Altísimo sólo a través de la guía del Corán y la Sunnah. Él puede comprender de donde viene y adonde va, cuáles son sus obligaciones en el mundo, la realidad  y naturaleza del otro mundo, y lo que es aceptable y lo que está rechazado sólo a través de esos dos medios. Él aprenderá qué actos y actitudes atraerán la ira de Al-lah, lo que es verdadero y lo que es falso, y lo que es correcto y lo que es erróneo en Libro de Al-lah y en la Sunnah de Su Profeta. Cada musumán es responsable de comprender su propio mundo de creencia y adoración bajo la guía de estas dos realidades.

Él conocerá también a través de estos dos fundamentos, el Corán y la Sunnah, respuestas a cuestiones como: ¿Cómo entrará en la esfera del Islam y cómo permanecerá en ella? ¿Qué actos debe hacer y cuáles debe evitar?

Dado que los criterios de todos los musulmanes están contenidos en el Corán y la Sunnah, un musulmán tiene que evaluar todos los puntos de vista, creencias y credos de los seres humanos tomando como base el Corán y los hadices, que son la interpretación del Libro.

En primer lugar, el Corán nos enseña el principio de la creencia: “La creencia en Al-lah, así como la creencia en los ángeles, los libros divinos, los profetas, el Más Allá, el qadar (que significa que Al-lah lo creó todo, ya sea bueno o malo).” Una persona se convierte en creyente sólo cuando crea en las verdades de la creencia tal y como vienen declaradas en el Corán.

El Corán enseña el Islam, que consiste en todas las órdenes y prohibiciones de Al-lah a los creyentes. Cuando un creyente obedece estas órdenes y prohibiciones, se convierte en un perfecto musulmán.

Temas İslamicos

Autor:
Temas İslamicos
Subject Categories:
Read 104 times
In order to make a comment, please login o register
CUESTIONES SIMILARES